Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Posible vuelta a la normalidad en las gasolineras en cuatro o cinco días

Nueva jornada de huelga en Francia con dificultades en el transporte y en las gasolineras.Reuters
Francia viven una nueva jornada de huelga con las perturbaciones en el tráfico aéreo y ferroviario, sumadas al cierre de en torno al 20 por ciento de las gasolineras de Francia que previsiblemente abandonarán el bloqueo en un tiempo de cuatro o cinco días.
La tensión entre Gobierno y sindicatos se ha reflejado en esta nueva jornada de huelga que apoyan el 71 por ciento de los franceses, según un sondeo de CSA, en la que hay programadas 266 manifestaciones y en la que los kioscos amanecieron sin periódicos.
El bloqueo que desde hace una semana mantienen todas las refinerías del país ha provocado que entre 1.500 y 2.500 estaciones de servicio (de las 12.000 con las que cuenta Francia) hayan tenido que cerrar por problemas de aprovisionamiento, según los profesionales del sector.
El abastecimiento de carburante es especialmente difícil en el oeste de Francia y en la región costera de Normandía, precisamente donde se encuentra el jefe del Estado, Nicolas Sarkozy, para reunirse con su homólogo ruso, Dmitri Medvédev, y con la Canciller alemana Angela Merkel.
Desde la localidad de Deauville, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha adelantado que va a intervenir para que la gente que quiere trabajar pueda tener carburante y también ante las fuerzas del orden para hacer frente a los autores de violencia en la protesta.
Sarkozy, que ha dicho comprender "la inquietud" que ha generado esa reforma, ha insistido en que la oposición tiene derecho a manifestarse pero "hay que hacerlo sin violencia" y ha reiterado que no dará marcha atrás porque el déficit actual del sistema de pensiones "no puede durar".
Complicaciones en los aeropuertos

La huelga en el sector público francés está complicando los vuelos entre aeropuertos españoles y galos, con un total de 40 cancelaciones, 20 vuelos de llegada y otros 20 de salida. El tráfico aéreo europeo, también se esta viendo afectado y se han cancelado 106 vuelos, un 4,8 por ciento del total de los 2.207 enlaces previstos entre España y Europa.
La huelga general convocada en los servicios públicos, es seguida por los controladores aéreos galos por lo que se han establecido regulaciones en las torres y centros de control franceses.
Estas regulaciones no sólo afectan a las operaciones en los aeropuertos, sino que también causan problemas a los aviones que tienen que sobrevolar el espacio aéreo francés.

Por ello, las compañías han coincidido en señalar que la situación puede empeorar en las próximas horas debido a las alteraciones en las programaciones que causen los problemas en la rotación de aviones y tripulaciones.
Además el sindicato CGT en Air France ha pedido a los trabajadores de la aerolínea que se sumen a la huelga. Y AENA ha detallado que hoy hay programados 204 vuelos entre aeropuertos españoles y franceses.
Menos trenes
La empresa pública de ferrocarriles, SNCF, ha anunciado esta mañana que por el momento se cumplen sus previsiones y que circularán un 25% de los trenes interprovinciales, un 60% de los trenes con salida o destino en París, la mitad de los trenes de alta velocidad y todos los trenes de Eurostar.
En los aeropuertos de París se suspenderán el 50% de los vuelos de Orly y el 30% de los que operen desde Roissy Charles de Gaulle mientras que la aerolínea de referencia, Air France, cuenta con mantener el 100% de su servicio de larga distancia, el 80% de los vuelos de corta y media distancia y el 50% de los vuelos de corto recorrido.
Operación caracol
En cuanto al tráfico rodado, las estrategias de ralentización, conocidas como 'operaciones caracol', empiezan a sentirse, entre otras, en las carreteras de acceso a París.
Además, un tercio de los maestros de primaria se sumará a la huelga, según los sindicatos, cifra que el Ministerio de Educación reduce al 10%, a lo que hay que añadir el bloqueo de cinco universidades.
Protestas estudiantiles
Este será uno de los puntos más sensibles de la jornada ya que las protestas estudiantiles concluyeron el lunes con 196 detenidos y en torno a una veintena de policías heridos.
La huelga también tendrá repercusión en la empresa pública de correos, La Poste, en France Télécom y en el sector público audiovisual.