Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía detiene a un joven de 20 años como presunto autor de la muerte de la menor valenciana

Rellano de la escalera donde ha sido encontrada la menor muerta en ValenciaElpais.com
Un vecino ha hallado este sábado por la mañana, con signos de violencia, el cadáver de una joven en un edificio de la calle Periodista Gil Sumbiela, número 70, en Valencia. Este vecino alertó a la Policía sobre las 8.30 horas de que había encontrado el cadáver en el rellano de la escalera, indicaron las mismas fuentes. La fallecida se llamaba Celeste, tenía 17 años y vivía con su madre.
La Policía Nacional ha detenido a un joven de 20 años, del entorno de amistades de la víctima, como supuesto autor del homicidio. Según han confirmado a Efe fuentes de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat valenciana, el arresto se ha producido "tras obtener elementos indiciarios y tecnicocientíficos".
Se fue de botellón
La joven, de nacionalidad española, salió este viernes a las fiestas de su barrio e hizo 'botellón' en el Parque Mofla, según han indicado varios conocidos. Más tarde, sobre las 2.30 horas, se fue a casa con dos amigos, "que son los últimos que la vieron con vida". Además, uno de ellos ha afirmado que dejó a la joven con el otro chico en el portal, hablando, y él se fue a casa. La cerradura del portal no estaba forzada, según fuentes policiales.
Asimismo, los conocidos de la joven han asegurado que la menor se distanció de ellos hace unos dos años, porque "empezó a ir con otra gente y a entrar en otro mundo". "Se juntaba con muchos extranjeros". Al respecto, la dueña de un local colindante a la finca en la que vivía, ha afirmado que "ha pasado lo que ya se sabía, se veía desde hace tiempo que iba a pasar, más que nada por la gente con la que se juntaba".
Había roto con su novio
Esta misma mujer ha comentado que la víctima dejó hace poco a su novio, y que hace un par de semanas " les vio discutiendo en la calle". El novio, según ha dicho, "se acercaba con frecuencia a su casa y le llamaba al telefonillo para que bajara, pero su madre lo quería lejos de ahí". No obstante, aseveró que ella "al final, siempre bajaba".
La mayoría de los vecinos de la víctima han coincidido en que la joven era una persona "muy normal" que "nunca había dado ningún escándalo ni nada". "La niña era muy educada, al igual que la madre, que es una persona muy discreta y trabajadora", ha afirmado otro vecino. El cuerpo se encuentra actualmente en el Instituto de Medicina Legal, a la espera de que se le practique la autopsia.