Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía turca detiene a 10 personas en nuevas protestas contra el FMI

La policía turca ha vuelto a reprimir duramente a los manifestantes que protestaban contra las reuniones del Fondo Monetario Internacional (FMI) y Banco Mundial (BM), que se celebran esta semana en Estambul.
Según ha informado las televisiones locales, 10 personas han sido detenidas en un enfrentamiento entre policías y un grupo de unos 200 manifestantes en la calle Pangalti, en el distrito de Sisli, cuando se dirigían hacia el recinto donde se celebran las reuniones de las dos instituciones financieras.
Desde hace una semana, cuando comenzaron los encuentros preparatorios de las asambleas anuales del FMI y el BM, diversos grupos coordinados en la plataforma Direnistanbul (Resistanbul) han organizado diferentes tipos de protestas. En una conferencia del director del FMI en una universidad de Estambul, un joven turco le lanzó un zapato como signo de protesta contra su institución.
Un muerto y un centenar de heridos
La manifestación de este martes, en la céntrica plaza de Taksim, fue disuelta por la fuerza al cargar la policía arrojando chorros de agua coloreada a presión y bombas de gas lacrimógeno. Como resultado una persona murió de un infarto y otra resultó herida.
Además, algunos grupos radicales dentro de la manifestación convocada por sindicatos y partidos de izquierdas lanzaron varios cócteles molotov y apedrearon negocios y sedes bancarias. En total fueron detenidas 96 personas, según fuentes de la policía.
Algunos diarios turcos han criticado la "desproporción" en el uso de la fuerza policial ya que para reprimir una manifestación de entre 1.500 y 2.000 personas se utilizaron 10.000 efectivos.