Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Policía denuncia que lo del 'niño del globo' era un montaje

El niño y el globoCuatro
El incidente del "niño del globo", en el que una familia aseguró que su hijo menor iba a la deriva en un globo de fabricación casera, ha resultado ser un completo montaje, según ha denunciado la Policía en EEUU.
Richard y Mayumi Heene, los padres del niño Falcon Heene, de seis años, se enfrentan ahora a la presentación de cuatro cargos: conspiración, falso testimonio a las autoridades, inducción a la delincuencia de un menor e intento de influir sobre un funcionario público. Los dos últimos conllevan penas de hasta seis años de cárcel cada uno y una multa de medio millón de dólares.
"Son actores"
En el montaje, que buscaba publicidad con la esperanza de protagonizar un "reality show" en televisión, participaron tanto los padres como sus tres hijos, pero no se presentarán cargos contra los niños debido a su corta edad, ha explicado el alguacil del condado, Jim Alderden, al recordar que el mayor tiene diez años.
Todos ellos "son actores. Los padres se conocieron, de hecho, en una escuela de arte dramático en Hollywood. Hicieron una buena representación y nos la tragamos", ha reconocido Alderden en una rueda de prensa.
En todas las teles

El caso dio la vuelta al mundo el jueves pasado, cuando se conoció que los servicios de emergencia perseguían un globo de helio de grandes dimensiones y fabricación casera, después de que los Heene alertaran a los medios de comunicación y la Policía (por este orden) de que Falcon podía estar dentro.
Finalmente, el globo perdió aire y cayó a tierra, sin que se encontraran rastros del niño. Falcon apareció horas después, sano y salvo en su casa. El pequeño declaró que había estado escondido en el altillo del garaje, asustado porque su padre le había regañado.
Las sospechas de que todo fuera un montaje comenzaron esa misma noche, cuando en una entrevista en la cadena CNN su padre le preguntó por qué no había contestado cuando le llamaban y el niño replicó que "vosotros dijisteis que lo hacíamos por el show".