Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético reclama una reforma global del sistema eléctrico

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético ha reclamado una reforma global del sistema eléctrico, como parte de una ley orgánica de cambio climático y transición energética, con el objeto de acabar con las fuertes subidas de la electricidad.
La actual escalada de precios, indica en una nota la plataforma, se está produciendo en pleno invierno, "en lo más crudo de la ola de frío y cuando las temperaturas son más bajas", lo que agrava "la extensión de la pobreza energética y sus consecuencias".
"No es aceptable que el Ministro de Energía atribuya a causas meteorológicas el aumento del precio de la electricidad, en sus declaraciones a los medios, cuando sabe perfectamente que en el precio de la electricidad intervienen otros muchos factores aparte del régimen de lluvias y la cantidad de agua embalsada", afirma.
La plataforma indica que muchos de esos factores son "defectos achacables al diseño del sistema, que se ha convertido en un mecanismo de extracción de rentas en un mercado cautivo y de recaudación de impuestos".
Para la organización, "ha quedado ya patente que el proceso de liberalización del sector eléctrico, emprendido en 1997, ha sido un fracaso", ya que "transcurridos veinte años no se ha incrementado la competencia en el sector, que sigue estando dominado en régimen de oligopolio por un reducidísimo grupo de empresas, ni se han contenido los precios, que suben al albur de un mercado desregulado".
Aparte de reclamar una apuesta por el autoconsumo y el cierre de centrales de carbón, considera que "deben eliminarse los monopolios aún existentes en la distribución" y pide un "nuevo mecanismo de fijación del precio de la electricidad".
"El mercado eléctrico actual es un mercado marginalista, que retribuye con el mismo precio la electricidad generada por cada una de las tecnologías que concurren a la oferta. Ese mecanismo sólo es eficaz en un escenario de competencia perfecta, lo que no se da actualmente en nuestro sector eléctrico, y hace que algunas tecnologías (nuclear e hidroeléctrica sobre todo) obtengan desproporcionados beneficios caídos del cielo a costa de los consumidores", señala.