Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Piñera habla por teléfono con los mineros y les comunica que "su rescate tardará"

33 mineros atrapados en ChileCNN+/Cuatro
Piñera ha hablado con Luis Urzúa -que era jefe de turno en el momento en que el pasado 5 agosto se produjo el derrumbe que los mantiene desde entonces atrapados en la mina- al que le transmitió la "alegría y emoción" que existe en el país por el hecho de que los 33 mineros se encuentren vivos y en relativo buen estado de salud. "Nosotros como mineros, los 33 que estamos aquí al interior de la mina, bajo un mar de roca, estamos esperando que todo Chile haga fuerza para que nos puedan sacar de este infierno", ha asegurado Urzúa.
Frente a esto, Piñera ha afirmado que "hicimos un compromiso con ustedes y con todos los chilenos. Golpeamos todas las puertas, buscamos todas las tecnologías, todos lo equipos, todos los expertos, porque para nosotros poder rescatarlos con vida era un compromiso que, estoy seguro, interpreta el alma, el corazón y el espíritu de los chilenos". Pese a ello, el mandatario le ha comunicado a Urzúa que la situación "aún no ha terminado". "Quiero que usted sepa, y se lo transmita a sus compañeros, que vamos a seguir haciendo todo lo humanamente posible" para lograr que vuelvan a la superficie, ha añadido el presidente.
"Estamos agradecidos por todo lo que ha hecho el país. Gracias a su Gobierno y gracias a toda la gente que ha orado por nosotros", le ha respondido Urzúa. "Les puedo asegurar, como Presidente de Chile, que no los vamos a dejar solos", ha afirmado Piñera. "Nos va a tomar algún tiempo, pero lo importante ahora es que hacemos las cosas en forma segura, no queremos realmente hacer nada que comprometa su vida", ha agregado.
Ante la preocupación de los mineros por sus seres queridos, ya que en muchos casos son ellos los que mantienen a sus familias, Piñera les ha tranquilizado. "Le aseguro Luis que puede estar tranquilo: los vamos a rescatar, nos vamos a preocupar de sus familias, vamos a estar junto a ustedes. Ese es un compromiso de hombre a hombre, se lo hago como presidente de Chile, a usted y a sus 33 compañeros en la mina San José", ha afirmado Piñera en declaraciones recogidas por medios locales.
La NASA ofrece su ayuda en el rescate de los 33 mineros chilenos
La Agencia Espacial Estadounidense (NASA) le ha ofrecido su ayuda a las autoridades chilenas para colaborar en el rescate de los 33 mineros que permanecen atrapados desde el pasado día 5 de agosto en una mina del norte del país a consecuencia de un derrumbe. "La NASA está dispuesta a proveer la colaboración que sea solicitada", ha indicado una fuente de la agencia espacial estadounidense citada por el diario local 'El Mercurio'.
Esta fuente ha confirmado que el Gobierno chileno pidió ayuda a la NASA a través del Departamento de Estado norteamericano con el objetivo de proveer "asistencia técnica relacionada con las actividades de investigaciones científicas en biología que puedan ser de utilidad en la situación actual". Anteriormente el ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich, afirmó que se le había pedido ayuda a la NASA debido a que las condiciones de confinamiento de los mineros se asemejan a las que han de soportar los astronautas cuando están en el espacio.
Según Mañalich, la petición de colaboración a la NASA se centraría en la alimentación de los mineros, a los que se les suministrará alimentos condensados ricos en proteínas. Los mineros se encuentran actualmente en un refugio subterráneo situado a unos 700 metros de profundidad, y se espera que las labores de rescate duren al menos tres meses.
No hacerse demasiadas ilusiones
Por su parte, el antiguo astronauta de la NASA Jerry Linenger, que en 1997 sobrevivió a un incendio y a las duras condiciones de vida de la estación espacial rusa MIR, sostuvo en declaraciones a Reuters que el peor error que pueden cometer los mineros es ser demasiado optimistas. "El mayor error que se puede cometer ahora mismo es hacerse demasiadas ilusiones. En mi caso, saber que la lanzadera espacial (que le devolvería a la Tierra) llegaría en tres meses fue suficiente. Psicológicamente, uno necesita saber cuándo acabará todo", ha afirmado el ex astronauta.
"La clave es no decirte a ti mismo que la situación va a durar dos meses o si va a durar cuatro. Puedes ajustarte a largos plazos en la medida de que no tengas que reformular luego estas expectativas. Uno tiene un aguante limitado", ha añadido Linenger. El antiguo astronauta ha afirmado que el hecho de que los mineros ya se hayan enfrentado antes a dificultades, que dispongan de agua y que estén racionando la poca comida de que disponen es señal de que se hallan en el buen camino.