Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pierden el contacto con un barco irlandés que pretendía llegar a Gaza con ayuda humanitaria

La crisis de la flotilla de la Libertad no ha terminado. Se ha perdido el contacto radiofónico con un séptimo barco, el "Rachel Corrie", de bandera irlandesa, que zarpó el miércoles de Chipre rumbo a la Franja, su salida se había retrasado por una avería y por eso no estaba junto al resto cuando fueron atacados por Israel.
La ONG Free Gazaasegura que Israel ha saboteado el sistema de comunicaciones del barco por lo que ahora se encuentra en algún punto desconocido entre Chipre y Gaza. Mientras, Tel Aviv ha advertido que impedirá que llegue a su destino.
El barco, que lleva el nombre de una activista estadounidense muerta en 2003 cuando trataba de impedir la demolición de una casa en Gaza por el Ejército israelí, formaba parte de la flotilla, pero su navegación se vio demorada 48 horas en Chipre.
Según explicó en su última comunicación uno de los irlandeses a bordo, Derek Graham, los diez activistas que viajan en el barco, entre ellos la Nobel de la Paz norirlandesa Mairead Maguire, se reunieron anoche y decidieron seguir adelante con su viaje, pese a los sucesos del lunes en los que murieron nueve personas, cuatro de ellas turcas.
Estados Unidos no condena el ataque a la flotilla
Se esperaba una condena expresa por parte de EEUU tras el ataque militar israelí a la flotilla con ayuda humanitaria a la Franja de Gaza, pero no ha llegado. Primero fue el vicepresidente Joe Biden y ahora ha tenido la oportunidad el presidente Barack Obama.
No sólo no ha condenado el acto israelí, sino que el mandatario estadounidense ha puntualizado que Israel tiene unas preocupaciones "legítimas" por el riesgo que representa para la seguridad el control de la milicia palestina Hamás sobre la Franja de Gaza.
De esta manera, la Administración de EEUU se ha mantenido cauta en su respuesta tras el abordaje, criticado de forma contundente y unánime por la práctica totalidad de la comunidad internacional. Entre las víctimas de este suceso figura un ciudadano estadounidense, de 19 años, que tenía también la nacionalidad turca.
El proceso de paz
No obstante, también ha apuntado, durante una entrevista en CNN, que el bloqueo que sufre este territorio esta impidiendo a la población local que aproveche oportunidades económicas.
Por estas razones, Obama ha señalado que este "trágico" asalto militar israelí a la flotilla con ayuda humanitaria a la Franja de Gaza puede representar una oportunidad para abrir un nuevo camino hacia la paz en Oriente Próximo.
Israel insiste en sus argumentos
Mientras, según informa el diario 'Haaretz' citando el contenido de las investigaciones preliminares abiertas por la Armada israelí, los activistas de la flotilla solidaria que viajaban a bordo del 'Mavi Marmara' trataron de secuestrar a tres efectivos de los comandos de élite que asaltaron el navío el pasado lunes, motivo por el cual los oficiales al mando habrían dado la orden de abrir fuego.
Tres de los primeros soldados que descendieron de los helicópteros utilizados por las fuerzas hebreas perdieron el conocimiento después de ser golpeados por los activistas y posteriormente fueron trasladados a una sala situada bajo la cubierta del barco.
Impactan cuatro cohetes en Israel

Este suceso ha aumentado la tensión en la zona. Al menos cuatro cohetes de fabricación casera 'Qassam', lanzados desde la Franja de Gaza, han impactado en la noche de este jueves en suelo de Israel sin causar víctimas ni heridos, informaron los medios israelíes.
Los proyectiles cayeron en campos abiertos, pero su impacto provocó que se activaran los sistemas de alarmas en las localidades de Sderot (centro) y Ashkelon (oeste), situadas ambas a poca distancia del norte de la Franja de Gaza.
Los españoles llegan a España
Por otra parte, los españoles Laura Arau y Manuel Tapial, que formaban parte de la flotilla solidaria que fue asaltada el pasado lunes por Israel, llegan este viernes al aeropuerto de El Prat de Barcelona procedentes de Estambul. El tercer español, David Segarra, también se encuentra en la ciudad turca, pero de momento se desconoce cuándo regresará a España.
"A su llegada ofrecerán una rueda de prensa a los medios de comunicación", prosiguió la ONG, que de momento no ha podido precisar el lugar y la hora en que se llevará a cabo el encuentro con los medios.