Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Patxi López, objetivo prioritario de ETA

La banda terrorista ETA ha emitido este domingo un comunicado con motivo del Aberri Eguna en el que llama "caudillo" al socialista Patxi López. Además ha avisado que "no reconoce ninguna legitimidad democrática" al futuro lehendakari y al gobierno que formará con el apoyo del Partido Popular.
Lo ha hecho en un comunicado remitido al diario "Gara". La banda terrorista advierte a los socialistas vascos que "en la medida en que no haya un cambio de actitud", los responsables políticos del futuro gobierno de Euskadi "serán objetivo prioritario de ETA".
"Igual que advertimos de que el Gobierno de Ibarretxe sería el gobierno del fraude para cualquier abertzale, ahora queremos afirmar que el de López será el gobierno del fascismo y de la vulneración de derechos", así sentencian el comunicado.
Por otro lado, la banda terrorista vuelve a mostrarse abierta al diálogo, ha asegurado que "esta dispuesta a consensuar con las fuerzas democráticas de Euskal Herria un compromiso y una estrategia única para el cambio político y para la solución democrática al conflicto".
Aún así, avisan de que mientras no se pase del discurso a los hechos "que nadie le pida a ETA que renuncie a la lucha con las armas para hacer frente al enemigo". La banda, además, sigue insistiendo en que ven sus derechos nacionales vascos vulnerados y oprimidos y por eso se reafirma en el hecho de seguir golpeando a los enemigos de Euskal Herria y a sus intereses.
ETA ha rechazado cualquier tipo de "salida falsa" al conflicto político del País Vasco. Y ante la llegada de un gobierno socialista ha sentenciado que "nunca aceptará pactos basados en una reformulación del amejoramiento y el estatuto de La Moncloa". Siguen reafirmándose de que a su juicio existen dos proyectos políticos que colisionan: el independentista y el "impuesto" por los estados español y francés. Ellos se sienten "negados, pisoteados y violados", mientras que se lamentan de que el otro "dispone de todos los medios y oportunidades para su desarrollo".
Aunque el PSOE es el centro de sus amenazas, la banda carga también contra el PNV. Le ha acusado de ser "el máximo responsable del resurgir del españolismo en Euskadi". Además ha advertido a Aralar de que "será castigada en la historia de este pueblo con adjetivos amargos".
Reacciones
El presidente del PSE-EE, Jesús Eguiguren, ha manifestado que ni una organización terrorista "derriba al Gobierno", ni la oposición debe "deslegitimar al Ejecutivo".
Por otro lado, Nicolás Redondo Terreros, ex líder del PSE, ha pedido al PNV que diga públicamente que respeta al próximo Gobierno de Patxi López para legitimarlo frente a las amenazas de ETA. Además asegura que sería "magnífico" que la mayoría de la sociedad vasca y, "sobre todo", el PNV le dejaran claro a ETA "que ellos están detrás de su Gobierno, del Gobierno que legítimamente se va a constituir".
Y el líder de los populares vascos, Antonio Basagoiti, ha respondido a estas amenazas de la banda terrorista ETA que "el objetivo prioritario de la nueva mayoría del Parlamento Vasco es derrotar y eliminar a los asesinos". Además ha afirmado que "el cambio no lo va a parar nadie" porque es "imprescindible" para "acabar con los fanáticos que son capaces de asesinar, de matar, de amenazar y de hacer ese tipo de comunicados".