Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento iraní rechaza enviar su uranio al extranjero para ser procesado

El Parlamento iraní ha anunciado la cancelación unilateral del principio de acuerdo para que la República Islámica enriquezca la mayor parte de su uranio en el extranjero, según ha declarado el jefe de la Comisión Nacional de Seguridad y de Política Exterior del Parlamento, Alaeddin Boroujerdi.
"La cesión de uranio enriquecido al 3,5 por ciento a cambio de recibir combustible enriquecido al 20 por ciento para el reactor de investigación en Teherán ha sido descartada", ha sentenciado Bouroujerdi.
El parlamentario ha añadido, no obstante, que el embajador iraní ante la Agencia Internacional de la Energía Atómica, Ali Asghar Soltanieh, está actualmente "negociando una nueva aproximación a esta cuestión".
Para Moscú, París y Washington, la importación de uranio iraní se trata de una estrategia para reducir las reservas de uranio poco enriquecido con las que cuenta la República Islámica y así evitar que lleguen a los índices necesarios para fabricar una bomba atómica.
Esta misma semana, la secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, declaró que no se modificará la propuesta de cooperación nuclear entre Irán y otros países e instó a la República Islámica a aceptar el borrador actual. "Es un momento crucial para Irán. Pedimos a Irán que acepte el acuerdo tal cual se ha propuesto", manifestó.