Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento andaluz aprueba la primera Ley de 'Muerte Digna' de España

Nuevos avances contra el alzheimerCuatro/CNN+
El Parlamento andaluz ha aprobado la ley sobre la muerte digna, la primera normativa autonómica en España que regula los derechos de los pacientes ante la muerte y las obligaciones del personal sanitario.
La denominada Ley de Derechos y Garantías de la Dignidad de las Personas en el Proceso de la Muerte ha sido aprobada con los votos a favor de todos los grupos exceptuando la negativa del PP a aceptar los artículos 18, 21 y 27 del texto.
"Andalucía, una referencia"
Durante el debate en el Pleno de la Cámara andaluza, la consejera de Salud, María Jesús Montero, ha destacado el respeto por la libertad y la autonomía personal, así como el respeto por las creencias individuales de las personas, implícitos en la ley, con la que, ha dicho, "Andalucía se convierte en referencia legislativa dentro y fuera de España".
"El imperativo de una vida digna alcanza también a la muerte", ha afirmado, "y eso es lo que se trata de concretar y regular", que los pacientes, "a partir de hoy", transiten esta última etapa "con dignidad, mejores cuidados y autonomía".
Montero ha tenido, además, unas palabras de recuerdo también para Inmaculada Echevarría, la navarra que sufre desde los 11 años una distrofia muscular progresiva que le ha condenado a vivir en una cama y atada a un respirador en un hospital de Granada.
El PP pedía la objeción
La diputada autonómica del PP Ana María Corredera ha mostrado su "decepción por la falta de diálogo, por parte del Gobierno", que, dijo, "ha mantenido una postura inamovible" y consideró que ya existen leyes que garantizan la autonomía del paciente. "Teníamos instrumentos pero hemos querido ir más allá".
Los populares, dijo, "no queremos que esta ley genere incertidumbre en los profesionales, dado que no se permite la objeción". "Ninguna ley debe estar por encima de la ética personal", ha asegurado.