Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Pánico en Times Square

El coche bomba fue detectado en torno a las 18.30 horas de ayer (00.30 horas del domingo en España) por un agente de la Policía Montada de Nueva York, quien fue alertado por un transeúnte, de que estaba saliendo "humo blanco" de la parte trasera del vehículo, aparcado en una esquina entre las avenidas 7 y 8 de la calle 45, y que despedía un "fuerte olor a pólvora".
El vehículo se trata de un todoterreno Nissan Pathfinder de color verde con cristales tintados y matrículas de Connecticut, presumiblemente robadas, que iba cargado en su asiento trasero con "un artefacto explosivo formado por tres tanques de propano, dos latas de gasolina y dos relojes acompañado de baterías, cableado y lo que parecían ser dos cajas de metal pequeñas similares a las que se emplean para guardar armas de fuego", según ha declarado Bloomberg.
Rápida acción policial
Por su parte, el comisionado de la Policía de Nueva York, Ray Kelly, ha precisado que siete minutos antes de detenerse en Times Square, el vehículo viajaba en dirección oeste. Kelly ha indicado que no se tiene constancia de que algún sospechoso fuera grabado por las cámaras saliendo a toda velocidad del vehículo, como han indicado algunas informaciones al principio de la noche.
"No sabemos quién ha hecho esto ni por qué", ha puntualizado Bloomberg en la rueda de prensa posterior. "Pero lo que está claro es que hemos tenido suerte, y que se ha evitado un incidente mortal". Tanto el alcalde como el comisionado han pedido tiempo para emprender la próxima fase de la investigación, que pasa por investigar la procedencia del material empleado en el artefacto, que Bloomberg ha descrito como "bastante casero", y comprobar el material grabado por las cámaras de la zona, un proceso que "va a tardar unas cuantas horas", según ha anticipado Kelly.
Asimismo, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha elogiado la "rápida acción" de la Policía de Nueva York a la hora de acometer la evacuación de Times Square, según ha informado la Casa Blanca a través de un comunicado. Además, el texto indica que Obama ha pedido a John Brennan, asistente del presidente en seguridad y antiterrorismo, que se comunique con la Policía de Nueva York para ofrecerles toda la ayuda que sea necesaria para esclarecer el incidente.
Primera reivindicación
Los talibán paquistaníes han reivindicado en un mensaje colgado en una página web islamista el atentado frustrado de anoche en Times Square, en el centro de Nueva York. "Los talibán paquistaníes proclaman su responsabilidad en el ataque de Nueva York en venganza por los dos líderes y mártires musulmanes Al Baghdadi y Al Muhajir", explica el comunicado.
Los talibán podrían referirse a Abu Ayyub al Masri, también conocido como Abu Hamza al Muhajir, líder de Al Qaeda en Irak; y a Abu Omar al Baghdadi, supuesto líder de otro grupo afín, el Estado Islámico de Irak (EII), abatidos el 18 de abril en Thar Thar, a 80 kilómetros al noroeste de Bagdad.