Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE no cree necesaria la renovación del Tribunal Constitucional

José BlancoReuters
El ministro de Fomento, José Blanco, ha coincido con el presidente del PP, Mariano Rajoy, de que "en medio del partido no se deben cambiar las reglas del juego", en relación a la posible renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional (TC) tras el retraso de la sentencia del Estatut.
A su juicio, es necesario "dejar trabajar" al TC para que "sea capaz" de aunar una posición entorno a la sentencia y, ha asegurado que en el momento en el que la emitan los Grupos Parlamentarios la "acatarán" y la "respetarán".
No obstante, Blanco ha recordado que la renovación de los miembros del Tribunal Constitucional es un "tema viejo" porque, hace tiempo se intentó cambiar y "no fue posible generar un consenso".
"Bueno hubiera sido que el PP facilitara las cosas porque no debemos olvidar que fue el PP el que recurrió precisamente el Estatuto de Autonomía de Cataluña en el Constitucional", ha aseverado para reiterar que la "expresión" más adecuada para responder al tema es la que ha dicho Rajoy de que "en medio del partido no se deben cambiar las reglas".
El problema es "España en sí misma"
Por su parte, ERC se ha desmarcado de la interpretación de otros partidos catalanes según la cual renovar al TC o recusar a algunos de sus miembros podría desbloquear la sentencia, aunque Ridao ha explicado que Esquerra no se opondrá a estos intentos.
Según el secretario general de ERC, "el problema no se llama Tribunal Constitucional, sino que es España en sí misma", por lo que sustituir a unos magistrados por otros "no cambiará el hecho de que el Estatut ya está sentenciado", ya que tarde o temprano habrá una sentencia que dirá que el texto aprobado por el pueblo catalán en referéndum "no cabe en la Constitución".
Ha recalcado, en este sentido, que "no podemos esperar nada" de la renovación de los miembros del TC, porque "el Estatut ya ha sido sentenciado de facto", con unos magistrados denominados "progresistas" que "querían un recorte sustancial y si depende de los conservadores lo destrozarán de arriba a abajo".
Ridao ha segurado que esto debería hacer reflexionar a los principales partidos catalanes -CiU y PSC-, que se debaten entre "deslegitimar el TC y pedir su renovación", por una parte, y el considerar que "ya les va bien que la sentencia se siga retrasando".
Respecto a la renovación del TC, ha considerado que, con casos como el de Gürtel encima de la mesa, "el clima no es el más propicio" para pactar los nuevos magistrados, y ha recordado que "hay otros órganos caducados en los que no se renueva a sus miembros, como la Comisión Nacional de la Energía, el órgano regulador del mercado de las telecomunicaciones o el consejo rector de RTVE".
La vía de la recusación tampoco convence a ERC ya que, según Ridao, "esto ya lo intentamos cuando el Parlament la solicitó" pero al final "es el propio tribunal el que decide sobre esto".
"El Tribunal Constitucional no es neutral"

Ha afirmado, asimismo, que a él le provoca "una cierta hilaridad" que este pasado fin de semana tanto el ministro del PSOE José Blanco como el líder del PP, Mariano Rajoy, "nos hayan reclamado a los catalanes que respetemos las reglas del juego".
Según Ridao, "no hay reglas del juego que valgan cuando el árbitro, en este caso el TC, no es neutral ni equitativo, es un árbitro comprado que responde a los mandatos de PP y PSOE, y más cuando se trata de un órgano caducado, que está en precario, y que no reúne las debidas garantías".