Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PSOE exige que al Ayuntamiento de Gijón que explique qué quiere hacer con el FICX

La concejala del Grupo Municipal Socialista de Gijón Lara Martínez ha exigido este miércoles que el Equipo de Gobierno local explique cuál es su planteamiento para afrontar la situación generada tras dejar desierto el proceso de selección del director del Festival Internacional de Cine de Gijón (FICX) y, especialmente, de cara a la próxima edición del mismo.
Martínez, a través de una nota de prensa, se ha referido a las razones esgrimidas por Divertia para justificar el desenlace de este proceso, en las que se alegaba que el proyecto presentado por el candidato no imprimía al Festival el giro pretendido por esta convocatoria. En este caso, se ha preguntado sobre qué giro va a imprimir ningún candidato si ni siquiera el propio gobierno sabe lo que quiere.
La concejala, asimismo, ha exigido también explicaciones por la situación en la que se encuentra en estos momentos el FICX, si finalmente Carballo está cesado desde el pasado 31 de diciembre, tal y como se informó en el último Consejo de Administración de Divertia, y qué es lo que tienen pensado hacer ahora.
Ha recordado, además, que en marzo del pasado año el Grupo Socialista pidió el cese de Carballo por los desfases presupuestarios que acumulaba, petición que fue rechazada por el Gobierno municipal porque, según ellos, no había plazo suficiente para iniciar un proceso de selección de cara a la siguiente edición del certamen.
En este sentido, ha señalado que hace un año no había tiempo para cesar a Carballo y ahora con los mismos plazos sí es válido llegar a la primavera sin director del festival. Por último, ha hecho hincapié en que "éste es el penúltimo capítulo de un proceso surrealista" iniciado por el gobierno de FORO para ratificar a Carballo" y visto que no pudieron hacerlo al encontrarse con el escollo del idioma, "declararlo desierto era la única salida que les quedaba". A nivel de imagen, ha concluido, "esto supone un daño de dimensiones incalculables", a su juicio.