Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El PNV dibuja un panorama difícil en la negociación de los Presupuestos

Sin duda, los Presupuestos Generales del Estado es el tema estrella en España este fin de semana y nadie quiere dejar de opinar al respecto.
El PNV es una pieza clave, junto con los votos de la izquierda, para sacar adelante estos presupuestos, muy duros con las rentas medias. El próximo martes, 29 de septiembre, el equipo de la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministro de Economía y Hacienda, Elena Salgado, llevará al Congreso de los Diputados el proyecto de ley para 2010, dando el 'pistoletazo de salida' a su tramitación parlamentaria que tendrá su primer clímax en el debate de totalidad previsto para el 21 de octubre.
Urkullu no cierra las puertas
El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha dibujado un panorama muy difícil en la negociación de los Presupuestos con el Gobierno, pero no ha cerrado la puerta.
En este sentido, en el acto político celebrado durante el 'Alderdi Eguna' (Día del Partido), Urkullu ha reconocido que "la falta de rigor y la situación política en la que está" el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, "no invita a la esperanza", pese a lo que su partido, "por responsabilidad institucional y por Euskadi", negociará "si hay que negociar", llegará a un acuerdo "si es posible" y, por último y siempre", cumplirá la palabra dada.
Otros posibles socios
El Ejecutivo socialista apuesta por sumar los apoyos del PNV y ERC, junto a IU-ICV y otras formaciones de la izquierda parlamentaria como BNG y Nafarroa Bai.
No obstante, el portavoz de ERC en el Congreso, Joan Ridao, ha insistido en que los republicanos condicionarán su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2009 a "contraprestaciones políticas importantes" por parte del Gobierno central.
El PP vuelve al ataque
El presidente del PP, Mariano Rajoy, ha insistido este domingo en su acusación principal: "Zapatero lleva dos años instalado en un carrusel de mentiras, soberbia y chapuzas". En un acto multitudinario en Dos Hermanas (Sevilla), el líder de los populares ha señalado que "ningún dirigente ha engañado tanto a la gente" como Zapatero, para recordar que hace un año decía que no había crisis y hace un par de meses que no subiría los impuestos.
Según Rajoy, el PP es "la alternativa" y dará la batalla para sacar al país de una tesitura económica adversa. La subida de impuestos aprobada por el Gobierno es "perjudicial para los españoles", ha dicho el líder popular, quien opina que además es "innecesaria". Para Rajoy la subida fiscal "no se justifica" al ser "profundamente insolidaria" con las clases medias y bajas.
Por su parte, el responsable de Economía del PP, Cristóbal Montoro, ha acusado al Gobierno de "estar arruinando España" por "haber metido mano en la caja" de todos los ciudadanos al aprobar una subida de determinados impuestos.
El responsable de Economía del PP ha leído una pancarta para hacer suyas las palabras: "El Gobierno de Zapatero, una pandilla de inútiles" que "está arruinando España".

El PSOE se defiende
Sin embargo, pese a las múltiples críticas recibidas, el PSOE defiende los Presupuestos aprobados en el Consejo de Ministros, con la subida de impuestos.
El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha pedido un "análisis más en profundidad" a quienes critican la decisión del Gobierno de elevar a partir de junio de 2010 el Impuesto sobre Valor Añadido (IVA) porque "hay otros países de la UE que subieron el IVA y no tuvo repercusiones para el consumo".
En declaraciones a los medios durante la Conferencia de Organizaciones Sectoriales del PSOE que se celebra en Madrid, Corbacho ha indicado que las críticas a la subida de IVA proceden de algunos sectores económicos y políticos que hace unos meses decían que era un buen momento para ajustar este impuesto ante la bajada de la inflación y de los tipos de interés.
Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, ha reiterado que, cuando España salga de este "momento difícil", los socialistas podrán "mirar a los ojos" a la gente, y en especial a los parados, por haber luchado "por la justicia social" y hacerlo "con miles de ciudadanos", en referencia a los 30.000 que han participado en las organizaciones sectoriales.