Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 16 de marzo

"La estocada de José Tomás ha dejado a Camps para el arrastre"
"La estocada de José Tomás ha dejado a Camps para el arrastre. Las declaraciones del sastre José Tomás García al diario "El País" son de tal precisión que resulta patética la respuesta de Camps. Dice que todo es mentira, pero ¿qué parte de la declaración del sastre es mentira, la de que se hizo los trajes o la de que no los pagó él?. No necesita ponerse trágico: le basta con presentar las facturas que justifiquen que los había pagado, y fin del problema. Pero no lo hace, en la esperanza de que el asunto se subsuma en la acusación general del caso "Gürtel", que su partido considera una persecución de Garzón. Bueno, pues aun imaginando que nada de este asunto tuviera nunca relevancia penal, la faena de José Tomás le ha puesto en manos del puntillero. Y, o presenta las facturas, o las mulillas lo arrastran al desolladero político. Por el momento se ha abrigado bajo el manto protector de Rajoy, que está disfrutando la voluptuosidad de tutelar a quienes se estaban repartiendo su trono. Pero, para ir por partes: olvidemos por ahora el jaguar y otros Sepúlvedas, que nadie sabe a dónde nos podrá llevar tantas amistades peligrosas durante el Aznarato. Y aclárese el asunto de los trajes de Camps ya. Sólo va a necesitar treinta segundos. Porque, de no aclararlo, debería costarle su puesto ahora mismo. Hace veinte años, Pilar Miró fue despedazada por todos los lobos políticos y mediáticos por un caso parecido, sin la menor trama corrupta en las inmediaciones. Por cierto, y afrontado por Pilar Miró con una gallardía que Camps no está demostrando. Y tuvo que abandonar la Dirección General de Televisión Española, donde desarrollaba un trabajo óptimo. Hace veinte años nadie se hubiera atrevido a exigir lo mismo a un hombre. Hoy, veinte años después, vemos que tampoco. Comentario dedicado a María Dolores de Cospedal, secretaria general del PP."