Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Opinión de Gabilondo: 1 de junio

"El domingo, cita en las urnas. Hablemos de política con una metáfora sencillísima"
"El domingo, cita en las urnas. Hablemos de política con una metáfora sencillísima: imaginemos a dos entidades bancarias intentando captar a un cliente. Imaginemos que ninguno de los dos bancos le dice una sola palabra de lo que haría con su dinero, ni le garantiza nada, ni le propone plan alguno. Imaginemos que, en lugar de eso, cada banco le ofrece detalles tenebrosos del banco rival, de sus marrullerías e irregularidades, acusándole de todo tipo de indecencias financieras. Pregunta: ¿qué creen que hará el aspirante a cliente?. ¿Examinar cuidadosamente la catarata de acusaciones y depositar sus fondos en el que le parezca menos canalla de los dos, o poner pies en polvorosa rumbo a su casa, para esconder su dinero en una caja de zapatos?. Pues eso. Esta es la secuencia que nuestros partidos interpretan todos los días ante el presunto votante. Esta es la explicación de la abstención, y de la desafección creciente de amplias capas sociales ante la política. Esta es la razón por la que más gente dice cada día que "todos le parecen iguales". Sin embargo, esta reducción de la política a cotilleo no sólo es una degradación. Es un grave escamoteo y un timo del pensamiento conservador. Estamos viviendo una crisis mundial de enorme profundidad que mereceríamos fuera analizada. Hoy mismo ha tenido que ser nacionalizado en Estados Unidos el icono del capitalismo mundial, General Motors. Lo que está ocurriendo es histórico, y la derecha europea, con la izquierda en Babia, está feliz de que el debate verse sobre las chicas de Berlusconi o el Falcon de Zapatero. Así, mientras miramos la política como se mira un programa televisivo de famoseo con tomate, no vemos ni lo que ha pasado ni lo que están tramando que vuelva a pasar."