Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Objetivo: evitar el tráfico de personas en Haití

Haití: El desamparo de miles de niñosCuatro/CNN+
El Gobierno de Estados Unidos se ha propuesto implicarse activamente en la prevención del tráfico de personas, especialmente de niños, tras el terremoto registrado el pasado día 12 en Haití, según ha informado este jueves el Departamento de Estado norteamericano, que anunció la puesta en marcha de una serie de medidas concretas.
El Departamento ha recordado en un comunicado que la multitud de desplazados tras el seísmo y la cantidad de niños que han quedado sin familia incrementan los riesgos de que se trafique con seres humanos.
Por este motivo, la administración estadounidense se ha implicado "con rapidez", en particular a través de la Oficina para Supervisar y Combatir el Tráfico de Personas del Ministerio que encabeza Hillary Clinton.
Washington y sus aliados siguen esta lucha, por ejemplo, a través de la protección de niños en condiciones vulnerables a quienes se trata de reunir junto a sus familias o atender si se encuentran solos.
Además, gobiernos y agencias intentan informar a la población de los riesgos de entregar a niños en las condiciones críticas actuales, así como reforzar la capacidad de las ONG que trabajan sobre el terreno en Haití para proteger a la infancia local.
Embarazadas en peligro
La vida de cerca de 37.000 haitianas embarazadas y de sus bebés está en peligro debido a las pésimas condiciones en las que se encuentra el sistema sanitario de las zonas devastadas por el terremoto, según ha denunciado este jueves el Comité de Emergencia para Desastres.
Al menos 10.000 de estas mujeres necesitarán atención para el parto durante los próximos meses, y de ellas unas 1.500 necesitarán cuidados especiales por las duras condiciones en las que tendrán que dar a luz.
Los colegios abren el lunes
Mientras, Haití quiere volver a la normalidad poco a poco y comenzarán a abrir las escuelas que no fueron afectadas por el seísmo el próximo lunes, según ha informado el Ministerio de Educación haitiano en un comunicado.
Diversos funcionarios del Ministerio y efectivos de las distintas agencias de ayuda humanitaria desplegadas en el país caribeño realizarán una evaluación de la situación en la que se encuentran los centros escolares de la capital, Puerto Príncipe.