Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama invita a los líderes demócratas y republicanos del Congreso a la Casa Blanca

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha invitado a los líderes demócratas y republicanos del Congreso a mantener una reunión en la Casa Blanca el próximo 18 de noviembre para conversar sobre los temas que se podrían tratar este año en ambas cámaras en lo que queda de legislatura.
Obama ha llamado a John Boehner, que, previsiblemente, se convertirá en el próximo presidente de la Cámara de Representantes, tras hacerse con la mayoría de los escaños el Partido Republicano en las elecciones de este martes.
También ha invitado a la congresista que ocupa el cargo actualmente, la demócrata Nancy Pelosi. Otros de los asistentes a la reunión serán el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, y al líder de la mayoría en la Cámara Alta, el demócrata Harry Reid.
"Va a ser un encuentro en el que quiero que hablemos de cómo podemos hacer que avance la agenda del pueblo americano", ha declarado a los medios de comunicación en la Casa Blanca durante una reunión con sus principales asesores y altos cargos de su Gabinete. El presidente ha aclarado que "no va a ser sólo una oportunidad para 'hacer la foto'. Con suerte, se extenderá hasta la cena".
El objetivo del encuentro
Obama ha explicado que el objetivo de la reunión es analizar qué se va a hacer en el Congreso durante el 'lame duck', el periodo que comienza después de las elecciones legislativas de noviembre y termina en enero, cuando los nuevos legisladores ocupan sus escaños.
Durante ese espacio de tiempo, el Congreso funciona, pero muchos legisladores deberán abandonar sus puestos y los miembros nuevos elegidos en los comicios no han ocupado aún sus escaños, excepto los que han sido reelegidos.
Obama dice que uno de sus principales objetivos es garantizar que las familias de clase media no sufren una gran subida de los impuestos. También asegura que ha dicho a los responsables de su Gabinete que asimilen el mensaje de las elecciones del martes.