Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama recaba apoyos para la guerra de Afganistán en la cumbre de la OTAN

Como ya anunciara durante el período electoral y repitiera con insistencia desde que es presidente, Barack Obama está centrando los esfuerzos bélicos de EEUU en la lucha contra Al Qaeda en Afganistán. Por ello, el presidente estadounidense está aprovechando la cumbre de la OTAN para buscar apoyo internacional para aumentar las tropas en la zona.
Dentro de su nueva estrategia, Estados Unidos planea enviar 21.000 soldados más en los próximos meses a Afganistán, para reforzar a los cerca de 36.000 con que ya cuenta, y pedirá en esta cumbre a sus aliados que aumenten sus aportaciones tanto de tropas como económicas. Por el momento Obama ya ha conseguido el apoyo militar de Reino Unido, España o Bélgica.
Obama reconoce que se trata de una situación "muy compleja" y "con numerosas facetas". Añade que la estrategia también comprende mayor asistencia hacia Pakistán, pero descarta que ello implique incursiones en ese país, pues "lo que queremos es trabajar más efectivamente en Pakistán y evitar que vayan a desarrollarse actos extremistas" desde allí.
El apoyo de Europa
El primer ministro británico, Gordon Brown, ha ofrecido el envío de más tropas a la zona como refuerzo para el mantenimiento de la seguridad en las elecciones presidenciales que celebrará el país asiático el 20 de agosto. Aunque Brown no ha dado cifras, fuentes del Gobierno hablan de "entre 500 y 1.000" soldados.
España, que tampoco ha cuantificado su ayuda, ha anunciado a través de la ministra de Defensa, Carme Chacón, que "acudirá responsablemente" a las elecciones en Afganistán. El gobierno belga también reforzará su contingente militar en el país asiático con dos cazabombarderos F16 y 64 soldados, y aumentará sus ayudas económicas hasta los 12 millones de euros anuales.
Sarkozy también ha dado su respaldo "completo" a la nueva estrategia diseñada por Obama para estabilizar Afganistán y derrotar a la insurrección, aunque ha repetido que Francia no enviará más tropas de combate.