Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama consigue el primer apoyo significativo a su reforma sanitaria

La reforma sanitaria en EEUU, uno de los puntos principales del programa de Barack Obama, ha dado su primer paso. El Comité de Finanzas del Senado de EEUU ha aprobado, por estrecho margen y con un solo voto republicano, su versión de una reforma sanitaria que, según sus partidarios, es la que más se aproxima a las prioridades del presidente para la cobertura médica universal.
La senadora republicana Olympia J. Snowe rompió filas con su partido y se sumó a los 13 miembros demócratas del comité, que respaldaron en bloque la medida. No obstante, Snowe ha advertido de que podría retirar su apoyo al proyecto de ley si éste sufre cambios significativos.
La propuesta contempla un gasto de 829 millones de dólares en la próxima década para facilitar el acceso a los seguros sanitarios de millones de estadounidenses, cuyas necesidades de salud no estarían cubiertas sin una medida similar.
Una polémica reforma
La votación siguió a cuatro horas de debate, durante las cuales algunos demócratas alabaron el proyecto de ley y otros pidieron una enmienda que incluya la controvertida propuesta de Obama del seguro de salud público, que sí incluye el proyecto del Comité de Salud.
Según la versión actual, el proyecto de ley del Comité de Finanzas no incluye la 'opción pública', y en su lugar patrocina unas cooperativas de consumidores sin ánimo de lucro.
Por su parte, los republicanos criticaron la medida porque, a su juicio, supondría un aumento de los impuestos que recaería sobre la clase media. Asimismo, los republicanos apuntaron que la Oficina Presupuestaria del Congreso no ha garantizado que la propuesta en cuestión vaya a reducir el gasto de los estadounidenses en salud. La Oficina Presupuestaria del Congreso ha hecho una valoración positiva de la propuesta.
Otras características del proyecto de ley del Comité de Finanzas es la obligatoriedad del seguro médico y las restricciones a las aseguradoras, como la prohibición de negar la cobertura médica a personas con condiciones de salud preexistentes.