Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "La comunidad internacional debe actuar"

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha dicho en unas breves declaraciones en la Casa Blanca que la comunidad internacional "debe de actuar en respuesta al ensayo nuclear realizado por Corea del Norte". Obama también ha calificado lo ocurrido como una "rotunda violación del derecho internacional" y lo ha condenado "con firmeza". El presidente ha reiterado que el ensayo nuclear subterráneo y el lanzamiento de varios misiles de corto alcance es un desafío "temerario".
El presidente estadounidense ha hecho estas declaraciones poco antes de partir hacia el cementerio de Arlington, próximo a la capital estadounidense, para rendir honores a los militares fallecidos en acto de servicio con motivo de la conmemoración del Día de los Caídos .
Amenaza para la paz y seguridad
Horas antes la Casa Blanca había distribuido una declaración escrita del presidente Obama en la que aseguraba que los intentos de Corea del Norte de desarrollar un programa de armas nucleares suponen una amenaza para la paz y la seguridad internacional. En esa declaración Obama insistía en que "Corea del Norte está retando a la comunidad internacional e forma directa e imprudente". Una comportamiento, que según el presidente estadounidense, sólo sirve para aumentar la "tensión" y socavar la estabilidad en la región.
Una violación a las resoluciones de la ONU
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, coincide con Obama. También considera el ensayo nuclear de Corea del Norte "una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU". Moon ha mostrado su confianza en que "el Consejo de Seguridad envíe un mensaje firme y unificado", que logre el objetivo de la "desnuclearización de la península de Corea, y a la paz y la seguridad en la región".
El Consejo deberá evaluar ahora si aprueba una resolución tal como pide Japón o intensifica las sanciones ya existentes contra Corea del Norte que consisten en la prohibición de viajar a sus representantes internacionales y que congela los bienes de sus dirigentes en el exterior.
Está por ver, según los expertos, el impacto real que ese eventual reforzamiento de sanciones pueda tener en el régimen comunista norcoreano, aislado ya internacionalmente.