Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama asegura que "es hora de pasar página" con Irak

"La operación 'Libertad iraquí' ha terminado, ha asegurado el presidente norteamericano, Barack Obama, en su segundo discurso a la nación pronunciado en directo desde el Despacho Oval de la Casa Blanca. "El pueblo iraquí tiene que asumir ahora la seguridad de su país".
El mandatario estadounidense ha recordado que el pasado mes de febrero, cumpliendo con una de sus promesas electorales, anunció el repliegue de todas las tropas dedicadas a las tareas de combate para el 31 de agosto. A partir de ahora, 50.000 soldados norteamericanos permanecerán en Irak cumpliendo exclusivamente tareas de adiestramiento y asesoramiento para las fuerzas armadas iraquíes.
"Con esto queda completada la transición a los iraquíes de la responsabilidad de su propia seguridad", ha apuntado Obama, añadiendo que a pesar del traspaso de poderes a las fuerzas de seguridad iraquíes el "compromiso" de Estados Unidos con Irak no ha terminado.
Durante su discurso, Obama ha rendido tributo a los cerca de 4.400 soldados que han "dado sus vidas en Irak" y también ha tenido palabras para los partidos políticos iraquíes, que cinco meses después de las elecciones parlamentarias celebradas en marzo no han alcanzado un acuerdo para la formación de un Gobierno de coalición.
"Animo a los líderes iraquíes a que avancen con sentido de urgencia para formar un gobierno incluyente", ha indicado Obama, quien ha asegurado que el pueblo de Irak tendrá en Estados Unidos un "socio estable" una vez que la clase política del país árabe alcance un acuerdo de Gobierno.
"Pasar pagina" y centrarse en la economía
El presidente de Estados Unidos ha reconocido que el "momento histórico" del fin de las operaciones de combate en Irak se produce en "una época de grandes incertidumbres para muchos estadounidenses". "Ahora es momento de pasar página", ha indicado.
"Hoy nuestra tarea más urgente debe ser la de restablecer nuestra economía y poner de vuelta al trabajo a los millones de estadounidenses que han perdido su empleo", ha afirmado el presidente norteamericano, quien ha vuelto a apostar por el desarrollo de nuevas industrias que permitan crear empleos y "acabar" con la dependencia estadounidense del petróleo.
"Desafortunadamente, durante la última década, no hemos hecho lo necesario para apuntalar los cimientos de nuestra propia prosperidad. Hemos gastado cerca de un billón de dólares en guerras", ha lamentado.
A pesar de la marcha de las tropas de combate estadounidenses de Irak, Obama ha destacado que su Gobierno seguirá luchando para confrontar el terrorismo y ha defendido sus planes para la misión de Afganistán. "No hay un reto más imprescindible para nuestra seguridad que la lucha contra Al Qaeda", ha afirmado el mandatario.
Mientras tanto, el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates, ha llegado ya a Irak. Está previsto que Gates asista a un acto en Bagdad en el que el comandante saliente de las tropas estadounidenses en Irak, el general Raymond Odierno, deberá transferir su responsabilidad al nuevo comandante, el teniente general Lloyd Austin.