Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama apuesta por mantener el acercamiento al mundo musulmán

Obama apuesta por mantener el acercamiento al mundo musulmánReuters
Obama hizo estas declaraciones desde Indonesia, el país musulmán más poblado en el mundo, en su primera visita, durante la que tiene previsto pronunciar este miércoles un discurso dirigido al mundo musulmán que pondrá al país asiático como ejemplo de una democracia emergente y una sociedad tolerante.
"En lo que respecta al acercamiento al mundo musulmán, creo que nuestros esfuerzos han sido serios y sostenidos", ha subrayado en rueda de prensa conjunta con el presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono.
"Nosotros no esperamos que vamos a eliminar completamente algunos de los malentendidos y desconfianzas que se han desarrollado durante un largo periodo de tiempo, pero sí pensamos que vamos por el buen camino", ha agregado.
El presidente estadounidense ha descrito una serie de esfuerzos que Estados Unidos está haciendo para aproximarse a los musulmanes, incluidas iniciativas educativas y empresariales, como el encuentro que celebró este año y que reunió a empresarios musulmanes de todo el mundo en Washington.
"Ampliando la relación, lo que la fortalece, se construye la confianza, se crea más contacto interpersonal", ha destacado Obama. "Eso sería bueno para nuestra seguridad pero también sería bueno para una causa más amplia de entendimiento entre Estados Unidos y el mundo musulmán", ha añadido. "Creo que es un proyecto incompleto, todavía tenemos mucho trabajo por hacer y no va a eliminar o reemplazar el diálogo duro en torno a algunas cuestiones políticas concretas", ha puntualizado.
"Dificulta el proceso de paz"

Obama ha hecho referencia a los planes de Israel de construir 1.300 nuevas viviendas en asentamientos judíos en Jerusalén Este. Según él, este tipo de actividades, cuyo anuncio coincide con la visita del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a Estados Unidos, dificulta el proceso de paz.
"Este tipo de actividad nunca ayuda cuando se refiere a las negociaciones de paz y estoy preocupado porque no estamos viendo que las dos partes hagan un esfuerzo adicional necesario para lograr un avance", ha lamentado.
Pese a ello, ha asegurado que los esfuerzos en pro de la paz continuarán. "Va en el interés de los ciudadanos de Israel y en el interés del pueblo palestino alcanzar ese acuerdo, alcanzar ese avance, pero este tipo de pasos puede terminar rompiendo esta confianza entre las partes", ha advertido.