Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama, Sarkozy y Brown anuncian sanciones si Irán prosigue con su programa nuclear

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha acusado a Irán de mantener una instalación nuclear secreta y ha exigido una inspección internacional inmediata de la planta, que representa un "desafío directo" a las normas globales sobre armamento atómico.
En una comparecencia conjunta con el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro británico, Gordon Brown, Obama ha asegurado que Irán debe cooperar con las inspecciones "por completo y de manera sustancial".
Por su parte, el presidente francés ha indicado que la comunidad internacional considerará la imposición de nuevas sanciones contra Irán si este país no cambia de actitud para diciembre.
Sarkozy ha asegurado que "no podemos dejar que Irán gane tiempo", después de que se haya revelado que ese país cuenta con una segunda instalación nuclear, y por lo tanto "hay que poner todas las opciones sobre la mesa".
Una reunión cercana
Representantes iraníes tienen previsto reunirse el próximo 1 de octubre en Ginebra con el G6 (EEUU, China, Rusia, Reino Unido, Francia y Alemania) para tratar sobre su programa nuclear.
Obama, que ha ofrecido un diálogo constructivo a Irán si ese país renuncia a sus actividades de enriquecimiento de uranio, ha indicado en la comparecencia que sigue comprometido con esa posición pero "Irán está rompiendo todas las normas que los países deben respetar".
Irán "rechaza asumir sus responsabilidades internacionales" y su programa nuclear representa una amenaza para la seguridad del mundo, añadió.
Irán anuncia una segunda planta
Irán ha revelado en una carta dirigida al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) la existencia en el país de una hasta ahora desconocida segunda planta de enriquecimiento de uranio, ha confirmado en Viena la agencia nuclear de la ONU.
"Puedo confirmar que el 21 de septiembre Irán informó al OIEA, en una carta, de que una nueva planta piloto de enriquecimiento (de uranio) está en construcción en el país", ha asegurado el portavoz del OIEA, Marc Vidricaire.
Para energía nuclear
"En respuesta, el OIEA ha solicitado a Irán que proporcione información específica y permita el acceso a la instalación tan pronto como sea posible. Esto permitirá al Organismo evaluar los requisitos de las salvaguardias (controles) de verificación de la instalación", ha explicado el portavoz del organismo en un comunicado.
El único dato técnico que facilitó Vidricaire sobre la nueva instalación es que el "nivel de enriquecimiento sería hasta el 5 por ciento", lo que crearía un combustible poco purificado con el que se alimentan reactores nucleares para generar electricidad.