Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama logra el apoyo de Rusia y China en su plan nuclear, pero no de Francia

Los grandes líderes del mundo se dan cita en Washington para tratar la seguridad nuclear, tras la seria amenaza que supone Irán hoy en día. EEUU ha logrado el apoyo de países reticentes a enfrentarse a Irán por sus intereses en la zona, y no lo ha logrado de otros que se suponía. No obstante, todo esto es un primer paso porque la cumbre no ha hecho más que empezar.
Rusia y EEUU firmarán este martes un acuerdo sobre la reducción de sus 'stocks' de plutonio para uso armamentístico, según ha informado el Ministerio de Exteriores ruso.
En virtud del acuerdo, cada país se deshará de 34 toneladas de plutonio para uso armamentístico retirado de sus programas militares quemándolo en reactores, indicaron responsables estadounidenses. EEUU y Rusia llegaron inicialmente a un acuerdo similar sobre plutonio en 2000, pero nunca entró en vigor.
El presidente ruso, Dimitri Medvedev, figura entre los asistentes a la Cumbre sobre Seguridad Nuclear que continúa este martes, organizada por el presidente estadounidense, Barack Obama. Ambos líderes firmaron la semana pasada el tratado 'Nuevo START' por el que se comprometen a reducir sus arsenales nucleares.
Apoyo de China
Y la esperanza para reducir el arsenal nuclear y aislar a Irán le llegó a Barack Obama tras su encuentro bilateral con su homólogo chino, Hu Jintao. Obama y Hu acordaron durante esta reunión conjunta trabajar en nuevas sanciones contra Irán para castigar a la República Islámica por su controvertido programa nuclear, según adelantaron fuentes del Gobierno norteamericano.
El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Ma Zhaoxu, explicó a la prensa que los presidentes de China y EEUU habían mantenido conversaciones "positivas y constructivas" y aseguró que tanto Pekín como Washington "comparten la misma meta global en la cuestión nuclear iraní", aunque no dio detalles de estas conversaciones.
También de Ucrania y Canadá
Por su parte, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, afirmó este lunes que "una cantidad significativa" de uranio altamente enriquecido que Canadá conserva en unos laboratorios será devuelto en 2018 a EEUU, país que se lo suministró.
Este anuncio ha sido recibido con satisfacción por la Casa Blanca, que durante la Conferencia de Seguridad Nuclear que se está celebrando en Washington ya ha advertido al resto de países de la necesidad de mantener a buen recaudo los materiales nucleares peligrosos para evitar que caigan en manos de grupos terroristas.
Con este anuncio Canadá se une a Ucrania, país que se comprometió este lunes a deshacerse este año de sus reservas de uranio altamente enriquecido con la asistencia técnica de EEUU. Kiev afirmó que a partir de ahora operará para la obtención de energía con Uranio de menor graduación.
Zapatero respalda a Obama
También España respalda el plan de Obama sobre la seguridad nuclear. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha pedido una mayor cooperación de la comunidad internacional, tanto diplomática como de los servicios de inteligencia, para evitar que los grupos terroristas puedan tener acceso en el futuro a armas nucleares, una de las grandes amenazas a las que se enfrenta la humanidad.
Así lo aseguró Zapatero durante su intervención en la cena de trabajo ofrecida por el presidente estadounidense, Barack Obama, a los líderes mundiales que se encuentran en Washington para participar en la cumbre de seguridad nuclear, cita que permitió al líder del Ejecutivo volver a estrechar la mano al actual inquilino de la Casa Blanca.
El presidente subrayó que tanto EEUU como España conocen "muy bien" lo que son los ataques terroristas masivos, y dijo que ahora el principal motivo de preocupación de la comunidad internacional debe ser que esos grupos terroristas no tengan acceso a armas nucleares en medio de la locura y el fanatismo en que se mueven.
Sarkozy duda
Y la nota negativa, que quizá no se esperaba Obama, es que el presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, aseguró que no está dispuesto a renunciar a las armas atómicas porque esa decisión supondría poner en peligro la seguridad y la protección de su país ante la situación de inestabilidad en la que se encuentra el mundo actualmente.
"Somos un país de 65 millones de habitantes. Tenemos menos armas convencionales que EEUU, Rusia y China. He heredado los esfuerzos realizados por mis predecesores para construir armas con capacidad nuclear y no puedo renunciar a las armas atómicas, al menos mientras no esté seguro de que el mundo es un lugar estable y pacífico", indicó el mandatario francés en una entrevista a la cadena estadounidense CBS.
Preguntado por la cuestión iraní, el presidente francés insistió en que su país espera que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas alcance un consenso para imponer nuevas y más duras sanciones contra Teherán.