Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Obama: "Debemos mejorar a la hora de evitar que las personas peligrosas se suban a aviones"

Obamacuatro.com
Barack Obama, ha asumido su responsabilidad por el atentado que intentó perpetrar con explosivos un joven nigeriano el pasado día de Navidad en un avión que volaba de Amsterdam a Detroit (Estados Unidos) y se ha comprometido a realizar un esfuerzo "continuo y sostenido" para mejorar la recopilación de información de inteligencia y los procedimientos de seguridad en los aeropuertos.
"Estoy menos interesado en eludir la culpa que en aprender de estos errores y corregirlos para que estemos más seguros. En última instancia, la responsabilidad es mía", ha reconocido Obama en la Casa Blanca. "Como presidente, tengo la solemne responsabilidad de proteger a nuestra nación y a nuestro pueblo, y cuando el sistema falla es mi responsabilidad", recalcó.
Una revisión publicada hoy por la Casa Blanca concluye que los servicios de inteligencia estadounidenses no dedicaron los recursos suficientes para atajar la amenaza que supone el grupo Al Qaeda en la Península Arábiga, que ha reivindicado la autoría del ataque frustrado.
Obama dice que ha ordenado a los responsables de la seguridad que actúen con más rapidez a la hora de añadir los nombres de presuntos terroristas a la lista de individuos a los que les está prohibido volar a Estados Unidos y a la hora de examinar las pruebas que puedan apuntar a un posible ataque.
"Tenemos que seguir las pistas que conseguimos" y "actuar de acuerdo con la información que puede proteger al pueblo americano", ha subrayado el presidente. "Debemos mejorar a la hora de evitar que las personas peligrosas se suban a aviones", agregó.
Corregir los problemas detectados
Obama asegura que ha ordenado la implementación de una serie de reformas para corregir los problemas en el ámbito de la seguridad que se han puesto de manifiesto con el atentado frustrado del nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab, incluida una mayor distribución de la información de inteligencia y un mayor uso de la tecnología para examinar a los pasajeros en los aeropuertos.
El informe elaborado por la Casa Blanca por orden del presidente dice que el Gobierno tenía información suficiente para haber desbaratado los planes de Abdulmutallab.
Su nombre figuraba en una base de datos de los servicios de inteligencia, pero se supo después de que hubiese subido al avión de la compañía estadounidense Northwest Airlines. La revisión señala la necesidad de reforzar y mejorar el sistema estadounidense de la lista de vigilancia.
Una de las recomendaciones del informe, que Obama ya ha ordenado que se aplique, es la revisión del procedimiento de emisión y revocación de visados por parte del Departamento de Estado.