Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La ONU solicita la "inmediata e incondicional" restitución de Manuel Zelaya

La Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas ha rechazado de forma unánime el golpe de Estado del pasado domingo en Honduras y demanda la restitución "inmediata e incondicional" del presidente depuesto Manuel Zelaya.
Todos los países presentes en la Asamblea General han aprobado el proyecto de resolución que condena las acciones militares que derrocaron a Zelaya, quien el pasado domingo fue arrestado y expulsado de Honduras.
Por su parte, Zelaya ha calificado de "histórica" esta resolución y ha recordado que "luchar por la democracia no es un asunto de un país ni de un pueblo" porque "cuando se defiende un país y un pueblo se defiende la democracia en el mundo".
Los embajadores de la ONU
Además, la comunidad internacional continúa dando pasos de condena al golpe de Estado. Los últimos movimientos al respecto provienen desde España y de Argentina. El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación ha pedido a la UE tomar medidas contra lo ocurrido en Honduras mientras Cristina Fernández de Kirchner decidía acompañar al depuesto presidente Manuel Zelaya en su regreso a su país.
Miguel Ángel Moratinos ha declarado que ni "España ni nadie de la comunidad internacional va a dar ningún tipo de legitimidad a las autoridades provisionales e inconstitucionales que tienen ahora los hondureños". Además, el titular de Exteriores ha añadido que ha pedido a la presidencia de turno de la UE que llame "a consultas" a los embajadores europeos en Tegucigalpa para manifestar la "firmeza" de la UE frente a "la ruptura del orden constitucional".
La vuelta de Zelaya
Mientras, el presidente de Honduras, que en primer lugar ha querido condenar la "represión de los manifestantes, ha anunciado que este jueves volverá a Honduras y que la historia juzgará a quienes traten de hacerle daño o aprisionarle.
Manuel Zelaya contará, en su vuelta al país, con el respaldo in situ de la presienta argentina y del secretario general de la Organización de los Estados Americanos. Sin embargo su retorno se antoja polémico. Miembros del nuevo Gobierno hondureño ya han avisado que no permitirán la entrada del militarmente depuesto presidente, e incluso el nuevo líder del Ejecutivo, Roberto Micheletti, ha afirmado que los tribunales de justicia "tienen una orden de captura contra él".
Manifestantes y represión
Mientras, en Honduras, en la noche de este lunes las fuerzas militares lanzaron gases lacrimógenos a cientos de personas que se encontraban frente a la Casa Presidencial exigiendo la restitución de Zelaya, provocando fuertes disturbios que dejaron unos 135 heridos y más de 345 detenidos.
Por ello, Manuel Zelaya ha querido hacer un llamamiento a los militares de su país para que regresen a los cuarteles y "dejen de reprimir al pueblo". "Soldados, en nombre de Dios, dejen de reprimir al pueblo que los vio nacer y déjenle hacer las manifestaciones, sean a favor o en contra de los golpistas", afirmó Zelaya tras los altercados.