Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OEA evalúa la crisis política de Honduras

El Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), se reúne este viernes para evaluar la crisis política e institucional que se vive en el país centroamericano desde que el presidente, Manuel Zelaya, anunciase su intención de realizar un referéndum para reformar la Constitución.
La evaluación se va a realizar en una sesión extraordinaria a petición del Gobierno de Honduras. Este encuentro tiene dos objetivos. El primero es lograr que el Consejo Permanente de la OEA emita una resolución de pleno apoyo a las instituciones democráticas del país. El segundo es que se facilite un acercamiento entre las partes en conflicto y se instale la normalidad institucional y democrática.
La petición del país centroamericano se produce en un contexto de cierta inestabilidad política en esa nación debido al rechazo que ha generado en algunas instituciones la pretensión del presidente hondureño de realizar el próximo domingo un referéndum sobre una reforma constitucional. La propuesta incluye la posibilidad de salir reelegido mandatario del país.
Posible golpe de Estado
Manuel Zelaya ha asegurado esta mañana que ya ha sido "conjurado" el supuesto intento de golpe de Estado en su contra
El mandatario de Honduras denunció este jueves que se estaba preparando un proceso de golpe de Estado después de que el miércoles destituyera al jefe del Estado Mayor Conjunto, general Romeo Vásquez, y aceptara la renuncia del ministro de Defensa, Edmundo Orellana, ante la negativa de las fuerzas armadas a movilizar las urnas para la consulta del domingo.
El mandatario sostiene su derecho a realizar la consulta, a pesar de que la justicia la ha declarado ilegal bajo el argumento de que sólo la autoridad electoral puede convocarla y de que la mayoría de los legisladores en el Congreso la rechazan.
El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, afín a Zelaya, así como Ecuador y Nicaragua han mostrado su apoyo a Zelaya.

El presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, el nicaragüense Miguel D'Escoto, ha condenado "clara y rotundamente el intento de golpe de Estado" que se ha generado contra "el democráticamente elegido Gobierno del presidente Manuel Zelaya, en Honduras".