Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE avanza que las previsiones para la economía española no empeorarán

Tras los "brotes verdes" que el director del Fondo Monetario Internacional, Dominique Strauss Kahn, señaló hace varios días como "destellos de esperanza", este viernes ha sido el secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Ángel Gurría, quien ha vislumbrado "retoños" en la observación de mejores indicadores económicos. Sin embargo, al igual que el director del FMI pedía cautela, Gurría ha pedido "objetividad en las previsiones".
En este sentido, Gurría ha dicho que ya se observan mejoras en los indicadores económicos, pero ha advertido que "el apetito por ver retoños no debe evitar el ser objetivos en las previsiones". En un encuentro organizado por el Foro de la Nueva Economía, Gurría ha indicado que "todos queremos ver retoños" y ha añadido que los últimos indicadores de la OCDE sugieren que en algunos casos "la velocidad de caída es más lenta, ya no es una caída libre".
Asimismo, el secretario general de la OCDE ha augurado que a finales de este año se podrá observar una recuperación, "no con cifras positivas muy claras", pero sí con un abandono de la contracción de la economía mundial.
Los datos de las previsiones, en junio
No obstante, ha indicado que las próximas previsiones de la OCDE, en junio, presentarán unas cifras malas, "las que ya conocemos", pero ha subrayado que por primera vez en dos o tres años "no se verá un deterioro en el horizonte".
Según Gurría, España no ha estado en el "epicentro" de la crisis, "porque ha hecho bien las cosas", con un sistema financiero "sólido y estable, bien supervisado y bien regulado" y con un superávit fiscal. También ha destacado el grado de cooperación, "absolutamente inédito" entre todos los países para luchar contra la crisis, con un trabajo "muy coordinado" de todos los bancos centrales.
Además, ha subrayado que las "locomotoras" todavía están en el taller de reparaciones y ha añadido que si en Estados Unidos se observan ya "retoños verdes" es porque el "golpe" fue anterior que en Europa y porque el dinero empleado ha sido mayor, con cantidades "inmoderadas".
Gurría ha afirmado que el modelo económico que salga después de la crisis no debe restringir la creatividad ni la innovación y ha añadido que los gobiernos y los reguladores tienen el deber, "en nombre de la sociedad, de encauzar todo eso por un camino consistente".