Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La OCDE considera "muy positivas" las propuestas sobre el sistema de pensiones

El gobierno se ha mostrado dispuesto a matizar su reforma de las pensiones, que pasa por retrasar la edad de jubilación. La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal sostiene que el ejecutivo quiere distraer para no hablar de las cifras del paro.
Retrasar la edad legal de jubilación para garantizar el sistema de pensiones es una medida que ha despertado el debate entre los agentes económicos. La conclusión es que puede ayudar a mantener el estado del bienestar pero siempre que se tomen medidas complementarias
El miércoles se reúne en el Congreso la mesa de portavoces del Pacto de Toledo. Fijarán la agenda del próximo encuentro del pacto en el que se debatirá la reforma de las pensiones.
Este martes ya hemos asistido a un encuentro de los representantes de esta mesa fuera del ámbito parlamentario y las posturas están claras: aseguran que habrá acuerdo sobre la jubilación antes de que acabe la legislatura, eso sí, el consenso no pasa por alargar la vida laboral hasta los 67 años de manera obligatoria.
La OCDE se muestra optimista con la reforma
La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) considera "muy positivas" las medidas anunciadas el pasado viernes por el Gobierno español dirigidas a reformar el sistema de pensiones y entre las que se incluyen la propuesta de elevar de 65 a 67 años la edad oficial de jubilación, así como aumentar el número de años necesario para calcular la pensión.
"La OCDE considera muy positivas dichas medidas que permitirán a España seguir la misma línea que otros países de la OCDE que han reformado su sistema de pensiones", indica la institución que agrupa a las economías más desarrolladas del mundo que, sin embargo, advierte de que se necesitan "esfuerzos complementarios" para atajar el problema de la sostenibilidad del sistema de reparto.
A este respecto, la OCDE recomienda tomar en consideración la posibilidad de vincular la edad de jubilación a la esperanza de vida y aumentar la edad efectiva de jubilación mediante un incremento en el número mínimo de años necesario para obtener una pensión completa, situado actualmente en 35 años.
"Este aumento de la edad efectiva también podría lograrse con un incremento de los incentivos económicos para retrasar la jubilación. Otra medida apropiada sería computar las pensiones teniendo en cuenta la vida laboral completa y no sólo los últimos 15 años", señala la institución.
La reforma debe complementarse con otras medidas
Tales reformas deberían complementarse con una política clara dirigida a incrementar las contribuciones a las pensiones complementarias privadas. Estas reformas permitirían diversificar las fuentes para financiar la jubilación y que éstas se conviertan así en un componente más del sistema de pensiones. Asimismo, se deberían introducir regulaciones en los planes privados encaminadas a aumentar los ahorros destinados a financiar la jubilación y proteger mejor las pensiones privadas de la volatilidad de los mercados financieros.
La OCDE destaca que, a pesar de que las pensiones privadas fueron introducidas en España a mediados de los ochenta, el sistema español de pensiones privadas "es uno de los menos desarrollados de la OCDE".