Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nuevos aires para el diálogo social

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez ZapateroReuters
Este viernes el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha almorzado junto a los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo, y Cándido Méndez, respectivamente, y junto al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, para abordar la futura Ley de Economía Sostenible. Con este nuevo modelo, el Gobierno pretende sentar las bases para salir de la crisis con bases más sólidas.
Tras la comida ha trascendido que los sindicatos han reclamado a la patronal CEOE un "gesto" en el marco de la negociación colectiva como requisito para reactivar el diálogo social. En el encuentro, Zapatero "invitó" a los agentes sociales a recuperar el diálogo social, a lo que los dirigentes sindicales respondieron reclamando un movimiento por parte de la patronal que demuestre su voluntad negociadora.
Además, el presidente del Gobierno ha pedido a ambos colectivos que aporten ideas a la Ley de Economía Sostenible y les ha emplazado para nuevas reuniones de carácter técnico en las próximas semanas.
Cinco pilares sostenibles
La Ley de Economía Sostenible se basa en "cinco elementos fundamentales". En primer lugar, tendrá en su base una serie de "principios de buena relación económica" para poder disponer de un marco "predecible" y "estable", y para que el modelo económico discurra en un contexto de menores cargas administrativas y mayor "transparencia".
A continuación, el nuevo modelo económico apoya al dinamismo de las empresas, desde su creación a la internacionalización de las compañías españolas, pasando por el impulso de los proyectos de colaboración público-privada.
En tercer lugar, contempla una reforma de las estructuras educativas para una mayor vinculación al modelo productivo
También se adoptarán incentivos fiscales, tanto estructurales como temporales, entre las que destacó aquellos encaminados a reforzar las actividades empresariales relacionadas con la I+D+i.
El último pilar se establece en los dos fondos ya anunciados de 20.000 millones de euros, para incentivar la actividad en el sector privado, y de 5.000 millones de euros, como extensión del Fondo de Inversión Local.