Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Nadal dice que España está "encorsetada" por las decisiones de la UE sobre minería del carbón

El ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, ha asegurado en el Pleno del Senado que "ningún Gobierno ha hecho" más por apoyar al carbón y su supervivencia a largo plazo, pero afirma que España está "encorsetada por las decisiones de la UE", por lo que "todo lo demás, es difícil que lo podamos cambiar".
Así ha respondido a la pregunta de la senadora socialista María Luisa Carcedo Roces sobre si el Gobierno considera que se están cumpliendo los compromisos firmados en el marco de actuación del sector para 2013-2018.
Nadal ha reiterado que el apoyo a la producción en 2015 "ha sido increíble, mucho más de lo esperado", aludiendo a la subida de 15 euros por tonelada a 25 euros por tonelada para la producción subterránea y de 0 a 10 en cielo abierto.
Además, el ministro ha reprochado a la senadora que el régimen del carbón lo aprobó el Partido Socialista estando en el Gobierno y que el actual Ejecutivo "está aplicando la decisión de la UE que aprobó el PSOE en 2010", la cual ha calificado como "la sentencia de muerte del carbón".
En cuanto a la reactivación de las comarcas mineras, contexto en el que Carcedo ha recordado que el Estado debe al Principado de Asturias 185 millones de euros por proyectos que se acordaron con el Gobierno, Nadal ha respondido que será necesario comprobar qué proyectos han sido "correctamente ejecutados y cuáles no".
"No vale solo con gastarse el dinero, hay que certificarlos correctamente o no se cumple la normativa presupuestaria española ni la normativa presupuestaria europea", ha advertido.
Por último, Nadal ha recordado que entre 2011 y 2015 se han invertido 1.300 millones de euros en ayudas sociales al sector y que este año el gasto ha sido de 227 millones, con 770 trabajadores más y una prejubilación de 27.000 euros brutos al año para personas de una media de 47 años.