Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mueren cuatro militares de la ISAF en Afganistán

Dos de los fallecidos murieron en un ataque insurgente perpetrado este sábado en el este del país, según la ISAF, que no proporciona más detalles sobre el incidente. Otros dos militares de la coalición han muerto en sendos incidentes ocurridos ambos en el sur del país. En el primer caso se trató de un ataque con bomba, mientras que en el segundo la ISAF ha informado de un ataque, sin dar más detalles.
En total son siete los militares extranjeros muertos en Afganistán en los últimos dos días, todos ellos estadounidenses. En total al menos 2.040 soldados de la coalición han muerto en Afganistán desde la invasión de 2001 que depuso a los talibán. Sólo en los últimos tres meses han fallecido 252 soldados de la ISAF.
Ataques a las bases de EEUU
Por otra parte, la ISAF ha comunicado que cuatro de sus militares resultaron heridos el sábado en el ataque de milicianos de la Red Haqqani, afín a los talibán, contra dos bases militares situadas en la provincia de Jost, y en los que murieron más de 30 insurgentes.
Uno de los mandos insurgentes implicado en el ataque de Jost habría sido ya capturado, según informaciones de la propia ISAF, en la localidad de Sabari, gracias a la información proporcionada por "fuentes de inteligencia" y civiles afganos. Junto al comandante han sido detenidos otros dos insurgentes y se han incautado varias armas automáticas, según detalla la ISAF en un comunicado.
Mientras, un miliciano falleció en un ataque aéreo de la coalición ocurrido el sábado en la provincia de Kunduz, en el norte del país. El fallecido sería, según la ISAF, el responsable de los combatientes rebeldes extranjeros en la zona.