Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere el bebé de la mujer tiroteada en Barcelona

La noticia sobre un presunto caso de violencia de género en Barcelona en el que un hombre de 20 años supuestamente mató a tiros a su pareja embarazada ocupó este miércoles las portadas de los principales diarios.
La trágica crónica de lo ocurrido dejaba un dato esperanzador, los miembros del Sistema de Emergencias Médicas consiguieron salvar al bebé de la fallecida gracias a una cesárea postmortem. Sin embargo, la niña ha muerto este miércoles ha causa de su delicado estado de salud tras su complicado nacimiento.
La niña debió ser reanimada por la unidad de apoyo avanzado pediátrico, que se desplazó hasta la finca, dado que presentaba una parada cardiorrespiratoria. Así, la Unidad de Curas Intensivas (UCI) del Hospital Vall d'Hebron no ha podido evitar su fallecimiento.
Los Mossos d'Esquadra detuvieron este martes al compañero sentimental de la madre de la niña, Daniel D.T., de 20 años, nacionalidad española (igual que la víctima) y vecino de Barcelona, como presunto autor de un delito de homicidio y tenencia ilícita de armas, si bien todavía no queda descartada la hipótesis de un posible accidente.
Causas de la muerte del bebé
La muerte del bebé se ha podido deber a que el neonato había sufrido un "daño cerebral importante". El doctor Guillermo López, director del departamento de Ginecología y Obstetricia de la Clínica Universitaria de Navarra, ha explicado al conocer el fallecimiento de la recién nacida, que, si la mujer había perdido mucha sangre, como parece evidente, el bebé tuvo que pasar unos minutos sin oxígeno, lo que probablemente le causó un daño cerebral y pulmonar "no recuperable".
Ha indicado que los servicios de urgencias debieron actuar "con mucha diligencia" porque es "difícil" que la niña respondiera a las maniobras de oxigenación como lo hizo. El bebé, tras los masajes cardíacos de los médicos, recuperó las funciones vitales de forma espontánea, pero, según el doctor, es "muy posible que tuviese ya una anoxia cerebral grave" junto con la afectación pulmonar derivada de ella.