Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Muere Curtis Hanson, director de L.A. Confidencial

El director Curtis Hanson (L.A. Confidencial, 8 millas) ha fallecido este martes a los 71 años en su casa en Hollywood Hills, según ha confirmado un portavoz de la policía de Los Ángeles. Los paramédicos acudieron por una llamada a la casa de Hanson, pero el cineasta ya había fallecido. El portavoz de la policía señala que murió por causas naturales.
Hanson llevaba varios años retirado del mundo del cine a causa del Alzheimer que padecía. Su última película, Persiguiendo Mavericks, data de 2012, y narraba la biografía de un surfero interpretado por Gerard Butler. El director tuvo que abandonar la producción del filme en 2011 debido a las complicaciones derivadas de una reciente operación del corazón. Michael Apted (El mundo nunca es suficiente) se encargó de terminar la que sería la última película de Hanson.
Su cinta más reconocida, L.A. Confidencial, una adaptación de la novela de James Ellroy, estuvo nominada a nueve Oscar, incluidos mejor película y mejor director. Finalmente consiguió llevarse el premio a mejor actriz para Kim Basinger y el de mejor guion adaptado para Hanson y Brian Helgeland.
Río salvaje (1994), 8 millas (2002), Jóvenes prodigiosos (2000) o En sus zapatos (2005) son otros de los títulos que dirigió. Pero el inicio de su éxito en Hollywood se lo debe a La mano que mece la cuna (1992), un thriller sobre una niñera que decide vengarse de una mujer introduciéndose en su familia.
Nacido en Nevada y criado en Los Ángeles, Hanson comenzó trabajando como fotógrafo para la revista Cinema, un mundo que le inspiró para comenzar su carrera como director. Su primer trabajo fue como co-guionista de Terror en Dunwich (1970), y dos años más tarde debutó como director con la película de terror Sweet Kill.