Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Movimiento de Países No Alineados apuesta por un mundo multilateral

Mesa presidencial de la XV Cumbre del Movimiento de Países No AlienadosRReuters
El Movimiento de Países No Alineados (NOAL), reunidos en la ciudad egipcia de Sharm el Sheij, ha aprobado este jueves la Declaración y el Documento final de su XV Cumbre, en la que insisten en su apuesta por un mundo multilateral. Según dice la Declaración, el NOAL está "determinado a revitalizar y reforzar el papel y la influencia del movimiento como la principal plataforma política de representación del mundo en desarrollo en los foros multilaterales, en particular en la ONU".
Reunidos en esta localidad turística egipcia, conocida por algunos como la Ciudad de la Paz debido al número de conferencias y cumbres que se han celebrado para intentar resolver el conflicto árabe-israelí, los líderes han instado a continuar promoviendo el desarme, la seguridad y la estabilidad. Aunque también han hablado sobre la crisis económica y financiera internacional, que según los países o alineados ha afectado en mayor medida a los estados en vías de desarrollo.
Como solución proponen "una reforma fundamental de los sistemas financiero y económico internacionales, así como su arquitectura, para reforzar la voz y la participación de los países en vías de desarrollo en la toma de decisiones". También solicitan la reforma de la ONU y en especial de su Consejo de Seguridad.
"Todos los problemas que afligen al ser humano"
La declaración se detiene en otros temas como el cambio climático, la energía, el tráfico de personas o el terrorismo internacional. También hace una llamada al diálogo entre las civilizaciones y las religiones.
Con una extensión de más de 100 páginas, el documento trata las cuestiones políticas, sociales, económicas y sobre derechos humanos que afectan a los países miembros. La situación en Oriente Medio, los conflictos de África, el reciente golpe en Honduras, o el bloqueo económico y comercial estadounidense contra Cuba.
El ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Abul Gheit, lo ha descrito durante la cumbre como un documento donde están incluidos "todos los problemas que afligen al ser humano".