Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Motín en una cárcel británica

Agentes antidisturbios, policías, bomberos y funcionarios penitenciarios fueron movilizados en la medianoche de este sábado para contener la rebelión y tomar control de la situación en la cárcel en el sur de Inglaterra.
No se han registrado heridos. El fuego ha destruido una sala de correo, un gimnasio, áreas de juego, y otros daños a pequeñas instalaciones.
La Asociación de Oficiales de Prisión indicó que el motín comenzó después de que algunos presos se negaran a pasar la prueba de alcoholemia.
Mark Freeman, secretario adjunto de la organización, dijo que la cárcel de Ford había sido criticada por el elevado consumo de alcohol entre reclusos y la falta de seguridad. Esto llegó a su punto máximo esta madrugada y se esperaba que sucediera, añadió Freeman.