Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las contradicciones que llevaron a prisión a los dos presuntos asesinos de la Guardia Urbana

Los dos agentes de la Guardia Urbana acusados de la muerte de su compañero han pasado su primera noche en la cárcel. La jueza decretó para ambos prisión sin fianza. Ambos niegan ser los autores del crimen. Pero incurrieron en contradicciones y el rastreo de sus móviles les ubica muy cerca de donde se encontró el cadáver, reducido a cenizas dentro del maletero de su coche. El día antes del hallazgo del cadáver los dos detenidos cenaron como si nada con otros compañeros. A sus espaldas, actuaciones violentas contra los top manta. En una, él fue multado. En otra persecución, en la que participaron los dos, murió un mantero al saltar un terraplén de 30 metros. Se cerró como un accidente, pero ahora los Mossos d'Esquadra quieren reabrir el caso.