Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Moratinos rechaza que el PP o cualquier partido español apoyara un golpe de Estado en Bolivia

Exteriores rechaza que el PP o cualquier partido español apoyara un golpe de Estado en BoliviaReuters
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, ha señalado que "ninguna formación política española, ningún grupo político, ningún Gobierno ha tenido nada que ver" con el Golpe de Estado que no prosperó en el otoño de 2007 en Bolivia. Así, ha rechazado que desde el PP o cualquier otro partido se apoyara ese Golpe, y ha recalcado la "confianza" de los populares "en la defensa democrática e institucional".
"Estuve ayer con Evo Morales y su canciller y no me hicieron ningún comentario. No conocía estas declaraciones. Yo creo que ninguna formación política española, ningún grupo político, ningún Gobierno ha tenido nada que ver con eso. Somos un país democrático, y no creo que haya algo así del lado del PP o cualquier otro partido, pues sabemos su confianza en la defensa democrática e institucional", ha aseverado en declaraciones a RNE.
La acusación de Morales
Moratinos ha respondido así al presidente de Bolivia, Evo Morales, quien ha acusado esta mañana al PP, "mediante una fundación", de apoyar a los opositores a su gobierno en Bolivia y de estar detrás junto a estos del intento de golpe de Estado que "felizmente" no prosperó en el otoño de 2007.
Morales, que ha participado en Madrid en una desayuno informativo, ha remitido como pruebas a lo que ha "leído en la prensa" para afirmar que "el PP, mediante una fundación", que no identificó, intentó "dividir Bolivia" y respaldar a un "grupo separatista".
El mandatario boliviano se estaría refiriendo a la Fundación Iberoamérica Europa, a la que la Fiscalía boliviana habría acusado de enviar 250.000 euros al país iberoamericano para pagar a "mercenarios" que pretendían llevar a cabo un golpe de Estado y asesinar al presidente boliviano.
Según Morales, se están investigando estos hechos y se sabe que algunos de los instigadores han huido del país, lo que demostraría que son "delincuentes confesos" porque si no hicieron nada "no tienen por qué escapar".
"Insultar a los españoles"
La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ha rechazado las acusaciones dirigidas contra su partido por el presidente de Bolivia y ha lamentado que los "aliados internacionales" del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, vengan a España "a insultar a los españoles".
Según la dirigente 'popular', estas acusaciones de Morales constituyen "un ejemplo más de los aliados internacionales que ha tenido y tiene lamentablemente el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que son unos aliados y unos gobernantes que vienen a España a insultar a los españoles".
Por su parte, la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha restado importancia a las palabras de Morales: "¿Qué podemos esperar del presidente de un país que advierte de los riesgos de comer pollo? (recordando las palabras de Morales relacionando el consumo del pollo con la calvicie o la homosexualidad). Eso es lo que vale la palabra del señor Morales para este grupo parlamentario".