Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Morales confía en ganar las elecciones en Bolivia

Elecciones en BoliviaCuatro/CNN+
El mandatario boliviano, Evo Morales, confía en renovar por otros cuatro años su mandato al frente del Gobierno. Además espera conseguir el control de al menos dos tercios de los escaños en el Congreso, incluido en el Senado que ahora controla la oposición. En estas elecciones presidenciales y legislativas en Bolivia en las que, por primera vez, podrán votar los bolivianos residentes en el exterior, derecho que recoge la nueva Constitución aprobada este año.
Un total de 5,13 millones de bolivianos se han registrado para votar en los comicios, según datos de la Corte Nacional Electoral (CNE) que superan ampliamente los 3,8 inscritos para el referéndum que el año pasado aprobó la nueva Constitución del país iberoamericano y que recoge el derecho al voto desde el exterior.
Por otro lado, el candidato de derechas del Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional, Manfred Reyes Villa, ex militar que ya intentó presentarse a las elecciones de 2002 y 2005, tiene varios procesos judiciales abiertos en su contra por delitos de corrupción. Mientras, su candidato a vicepresidente, Leopoldo Fernández, está siendo investigado por delitos de homicidio.
Posibles resultados
Las encuestas pronostican una fácil victoria para el presidente Evo Morales, así como para su partido, el Movimiento al Socialismo (MAS), que podría alcanzar sin problemas el control de las dos cámaras de la Asamblea Plurinacional.
Tanto es así que el MAS ha anticipado una victoria "histórica" con más del 70 por ciento de los votos, bastante más que el 52,6 por ciento que le auguran las ultimas encuestas publicadas este miércoles, aunque suficiente para evitar una segunda vuelta.