Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ministerio de Interior activa el "Nivel 2" de alerta antiterrorista

El secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, ha firmado una institución dirigida a la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil y a los delegados del Gobierno, por la que activa el "Nivel 2" del Plan de Prevención y Protección Antiterrorista.
El Plan de Prevención y Protección Antiterrorista fue revisado en junio de 2009 para mejorar su eficacia y equiparar los niveles de amenaza a los otros países de nuestro entorno. Desde esa fecha, el Plan tiene cuatro niveles de activación. En este caso se ha adoptado el "Nivel 2", que implica un riesgo probable de atentado terrorista.
Los diferentes niveles contemplan una serie de actuaciones, tanto de vigilancia como de prevención y disuasión en función de la amenaza. Así, el secretario de Estado de Seguridad es el encargado de establecer la activación de cada uno de los niveles, mientras que la intensidad la determina el director general de la Policía y de la Guardia Civil de acuerdo con la información operativa disponible.
"Las declaraciones de Rubalcaba"
En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Rubalcaba ha manifestado que en la Junta de seguridad del País Vasco se ha analizado la situación por la que atraviesa ETA en estos momentos y se ha evaluado el riesgo.
En este sentido, ha recordado que ETA "atraviesa por una situación de debilidad, está acosada policial y judicialmente, aislada socialmente, nota la presión internacional, sobre todo en Francia, y tiene una división interna muy conocida".
Por ello, ha señalado que, "en estas circunstancias es muy fácil prever que ETA esté pensando en salir a la calle a hacer algo, a demostrar que está viva, que existe". "Y lo necesita, porque lo necesita su militancia y los sectores más radicales de los presos", ha añadido.
Rubalcaba ha señalado que, de esta forma, intentará hacer "algo llamativo" aprovechando la presidencia española en la UE "y que sea compatible con la situación de debate interno en el que se discute sobre el papel de la lucha armada en la estrategia de ETA".
"En estas circunstancias es bastante fácil de entender que uno de los atentados que podría cumplir todos estos requisitos: demostrar que existe, que puede hacer una cosa importante y, al mismo tiempo, respetar ese debate interno, y no incomodarlo excesivamente, sería un secuestro", ha apuntado.
A su juicio, se trata de "un análisis razonable" y considera necesario advertir a la gente porque, tras cuatro meses sin atentados, "todo el mundo tiende a bajar la guardia". "Hay que poner a las FSE en esa hipótesis y a los ciudadanos que, presumiblemente, podrían ser objeto de ese secuestro, en esa hipótesis", ha manifestado.