Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mínimos de transparencia económica y medidas financieras contra Corea del Norte

Los ministros de Finanzas de los países integrantes del G-8, las siete potencias mundiales más Rusia, se han comprometido, en Italia, a adoptar medidas financieras contra Corea del Norte y a apoyar las medidas necesarias contra Irán para proteger el sistema financiero. Además, ven ya ciertos signos de estabilización en sus economías, aunque advierten de que aún quedan riesgos "significativos", por lo que han acordado la creación de unos mínimos de transparencia económica para estabilizar la economía. Los han recogido en el "Marco de Principios de Lecce", "Lecce Framework", el principal logro de la cumbre del G8 de Finanzas que desde el viernes y hasta este sábado se ha celebrado en esa localidad del sur de Italia.
Parece que la economía mejora, pero según han afirmado, puede que el paro siga aumentando. Entre las acciones contra el desempleo figuran en el marco, la promoción de políticas activas para el mercado laboral, la apuesta por sistemas de protección social efectivos y la dotación al mercado de trabajo de las capacidades para responder a futuros cambios estructurales. Y es que El G-8 continuará trabajando con los demás países para poner en marcha medidas que lleven a la economía global por un sendero "fuerte, estable y sostenible", incluidos los estímulos macroeconómicos de los últimos meses para la estabilización de los precios y la viabilidad financiera a medio plazo.
Corea del Norte e Irán, objetivos del G8
Un día después de que el Consejo de Seguridad de la ONU ampliase las sanciones contra Pyongyang por su reciente ensayo nuclear y por haber lanzado varios misiles, y el mismo día en que se ha conocido la victoria electoral del presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, el grupo de los Ocho ha anunciado medidas financieras contra Corea del Norte y a pedido a todos los países que intenten mejorar las relaciones con las instituciones iraníes.
El comunicado emitido por los ministros de Finanzas de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia al término de su reunión dice textualmente: "Estamos comprometidos con la implementación eficaz y oportuna de las medidas financieras contra Corea del Norte tal y como se establece (...) en la Resolución 1874 del Consejo de Seguridad de la ONU". Y es que la Resolución 1874 prohíbe todas las exportaciones de armas por parte de Corea del Norte, así como todas las importaciones salvo las de armas ligeras. Además, autoriza a todos los Estados miembros de la ONU a inspeccionar cualquier cargamento norcoreano, ya sea por mar, aire o tierra, y a exigirle que lo destruya en caso de que se sospeche que viola la resolución.
El comunicado también aclara que apoyan el llamamiento que ha hecho la FATF (Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales) a los países para que protejan el sistema financiero de la financiación ilícita e "implementen medidas contra Irán, en particular, para mitigar el riesgo que plantean las relaciones correspondientes con las instituciones iraníes".