Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Miles de evacuados en Australia por las inundaciones

El miedo a las riadas ha provocado que los vecinos se hayan lanzado a hacer compras masivas. En las últimas semanas han muerto 14 personas en el estado de Qeensland en el que se encuentra la tercera ciudad australiana, y cuya gobernadora ha advertido de que la cifra podría aumentar considerablemente ya que hay 78 personas desaparecidas. Entre los fallecidos hay diez que murieron durante la noche por una gran tormenta que arrasó con todo, entre esos diez hay cinco niños.
Aún se espera lo peor
El alcalde de Brisbane, Campbell Newman, ha dicho en rueda de prensa que aún se espera lo peor para el jueves. Además de los 10.000 hogares que podrían quedar inundados, otras 30.000 propiedades sufrirán algún nivel de inundación. Parte del transporte público ha sido suspendido y ya hay unas 1.500 personas que han acudido a albergues para refugiarse. Los río ya no admiten más agua y los partes meteorológicos anuncian lluvias torrenciales para las próximas horas.
Catástrofe natural y también económica ya que los daños de momento se estiman en más de 3.000 millones de euros, ya que miles de toneladas de fruta, cereales y algodón se han perdido.