Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

México cifra en 152 los muertos presuntamente de gripe porcina

Precaución en CancúnReuters
El ministro mexicano de Salud, José Ángel Córdova, ha informado de que el número de muertos en el país por un supuesto contagio del virus porcino A/H1N1 ascienden ya a 152, de los cuales hay 20 confirmados por el brote epidémico.
El ministro ha recordado que hay 776 personas hospitalizadas en México presuntamente afectadas por el virus y que se espera el diagnóstico que confirme que se trata de la gripe porcina.
Se reduce el ritmo de muertes
Horas antes, el ministro había informado en rueda de prensa de que el panorama era "alentador", pues el ritmo de decesos por el brote de gripe porcina se ha reducido en los últimos tres días al pasar de seis el sábado y cinco el domingo a tres en las últimas horas de este lunes.
También dijo que ha habido una reducción en el número de contagiados en las últimas horas, pues el lunes se presentaron 110 casos, frente a los 119 del domingo y 141 del sábado.
Pendientes de las pruebas
El ministro ha indicado que a partir de este martes comenzarán a realizarse en México las pruebas en laboratorio para confirmar la presencia en pacientes del virus A/H1N1, pues hasta ahora se enviaban al exterior debido a que el país no contaba con los protocolos de diagnóstico.
En este sentido, Córdova ha precisado que también desde este martes se podrán hacer hasta 150.000 estudios genómicos y a partir del miércoles, cuando lleguen al país nuevos equipos, entre 500.000 y 600.000 pruebas.
Un fuerte terremoto
En medio de esta situación, se registró el lunes un fuerte seísmo de 5,7 grados en la escala de Richter, justo cuando el ministro Córdova ofrecía una rueda de prensa.
El seísmo, que tuvo su epicentro en el sureño estado de Guerrero, causó pánico entre los capitalinos que viven desde hace tres días una situación inédita provocada por el brote epidémico y en la que pueden observarse las calles semivacías y a la mayoría de los habitantes con mascarillas.
Por la emergencia epidémica, además de la suspensión de clases, se han cancelado espectáculos y actos oficiales masivos, entre ellos la conmemoración en el central estado de Puebla del 5 de mayo, en que se celebra la victoria del Ejército mexicano, en 1862, sobre soldados franceses.