Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marsans planea prescindir de entre 1.179 y 1.479 trabajadores

Marsans planea prescindir de entre 600 y 900 trabajadoresCuatro/CNN+
"Por encima de estos parámetros la empresa, tal y como está configurada, y aún cumpliendo las dos premisas descritas, no sería viable", ha asegurado la nueva dirección de Marsans, que se ha reunido con el comité de empresa de los trabajadores, al que ha presentado esta y otras nuevas medidas dentro de su plan de viabilidad.
Previamente al encuentro, fuentes sindicales habían calculado que la nueva dirección podría anunciar un ERE sobre 1.000 trabajadores y dejaría al grupo con una red de 300 oficinas de las 700 que tiene actualmente, incluyendo las de Viajes Crisol. De esta forma, la compañía reduciría su plantilla, de 2.079 empleados, hasta dejarla en una horquilla de entre 600 y 900 trabajadores.
En un comunicado, Posibilutum ha explicado que uno de sus tres objetivos es "activar las ventas y recuperar la actividad comercial" y ha asegurado que durante la presente semana ha mantenido "contactos" en este sentido con la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) para que Marsans vuelva a emitir billetes de avión.
La sensación tras los primeros contactos es "buena" y no se descarta" alcanzar un acuerdo en fechas próximas, señala la nota, que también anuncia la existencia de reuniones con touroperadores dispuestos a trabajar con Marsans "con las convenientes garantías", lo que permitiría que la empresa pudiera vender paquetes vacacionales y hoteles.
En segundo lugar la nueva dirección afirma haber emprendido un "exhaustivo análisis" de los escenarios de rentabilidad" que toleraría la estructura de Marsans para identificar "un punto de equilibrio".
Otros recortes
Además del mencionado recorte de empleos, Posibilitum ha señalado que el ajuste de la estructura "pasa por el cese de actividad de los puntos de venta no estratégicos". Además, se ajustaría la dimensión y estructura del departamento de empresas "cuya actividad es casi nula a día de hoy pero que cuenta con cerca de 400 personas".
Igualmente, se procederá a un redimensionamiento en la estructura de los servicios centrales para adecuarlos al nivel de servicio necesario para la nueva organización. "Los costes y gastos varios en general se verán reducidos notablemente", ha asegurado Posibilitum.
Por último el grupo ha anunciado que ha recibido "numerosas llamadas de empresas" interesadas en la compra de ciertos activos. En este sentido, la nueva dirección ha aclarado que el programa de desinversiones se desarrollará de acuerdo con las entidades financieras y de forma ordenada "tratando de maximizar el valor de los activos que se vendan, evitando operaciones a cualquier precio".
La IATA le retiró la licencia
El pasado 21 de abril, la IATA decidió retirar a Viajes Marsans la licencia para la venta de billetes de avión, exigiéndole un aval de 20 millones de euros para recuperarlo. Posteriormente, Viajes Marsans demandó a la IATA para conseguir que le devolviera la licencia, aunque perdió la batalla en los juzgados.
Una vez se precipitó la crisis del grupo, Marsans no pudo hacer frente al pago del BSP (banco que paga por adelantado los billetes de avión) de la IATA, acumulando una deuda de cinco millones de euros, que ahora trata de resolver.