Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Marruecos rechaza la "provocadora" visita de Rajoy a Melilla

Rajoy presenta su plan globalCNN+/Cuatro
El primer ministro marroquí, Abbas el Fassi, ha expresado su "rechazo total" a la visita que realizará el jueves el presidente del PP, Mariano Rajoy, a Melilla, y ha considerado que constituye "un atentado manifiesto contra la dignidad y el sentimiento nacional" de los marroquíes. Asimismo, ha abogado por un "diálogo sereno" para "poner fin a la ocupación de Ceuta y Melilla".
El Fassi se ha pronunciado así en una misiva que ha enviado a Rajoy en la que considera que su visita a Melilla constituye "un comportamiento que contrasta con el espíritu de amistad y los principios de buena vecindad y de respeto mutuo así como con las relaciones francas y sinceras entre los dos reinos".
"Nosotros, en el partido Istiqlal, expresamos nuestro profundo pesar y nuestro rechazo total a esta visita provocadora", reza la misiva del secretario general del partido que recoge la agencia oficial MAP. Según El Fassi, la visita de Rajoy "es un atentado a los sentimientos profundamente enraizados en el conjunto de los integrantes del pueblo marroquí". "Este viaje no hará sino empañar el clima cordial que prevalece entre los dos países", advierte la carta del primer ministro.
El Istiqlal, prosigue, considera que "esta visita está en las antípodas de nuestra voluntad de acercamiento entre los dos pueblos y de promoción de relaciones fructíferas, basadas en el respeto mutuo y la confianza total". Por último, El Fassi subraya la "necesidad de comprometerse en un diálogo sereno y responsable con vistas a poner fin a la ocupación de las ciudades de Ceuta y Melilla y las islas vecinas expoliadas, según una visión del futuro que tenga en cuenta los intereses comunes de los dos países y el destino compartido de los dos pueblos".
Tranquilidad en la frontera
Mientras tanto, el delegado del Gobierno en Melilla, Gregorio Escobar, ha asegurado que el funcionamiento de la frontera con Marruecos "es de absoluta normalidad" después del anuncio de los activistas marroquíes de retomar las protestas por la celebración del 513 aniversario de la españolidad de Melilla y la anunciada visita de Mariano Rajoy.
A preguntas de los periodistas, Escobar ha destacado que el tránsito de personas y vehículos, así como de mercancías, es similar a cualquier otro día. El representante gubernativo indica que se mantiene el dispositivo policial habitual para "hacer fluido el tránsito" porque, según destaca, un buen funcionamiento de la frontera "es una oportunidad para generar riqueza a uno y otro lado".