Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Manos Unidas, Príncipe de Asturias de la Concordia

La Organización No Gubernamental para el Desarrollo (ONGD) Manos Unidas ha sido distinguida este miércoles con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia, tras imponerse a la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y a la dirigente de la oposición democrática birmana Daw Aung San Suu Kyi.
El fallo del galardón, octavo y último de los que otorga anualmente la Fundación, se ha hecho público este mediodía en el Hotel de la Reconquista de Oviedo.
Manos Unidas, que este 2010 cumple 50 años (www.manosunidas.org), ha desarrollado una importante labor humanitaria y social. Cuenta con más de 4.500 voluntarios, en su mayoría mujeres, y 86.701 socios y colaboradores que mantienen viva la organización.
Esta candidatura ha sido propuesta por el Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal Española (CEE). Entre los más de 6.300 apoyos recibidos se encuentran los de los Premios Príncipe de Asturias Teresa Berganza, el padre Ángel García, Eduardo García de Enterría, Somaly Mam, Miguel Induráin y Federico García Moliner; así como de misioneros, obispos y superiores de comunidades religiosas de todo el mundo.
Manos Unidas es una organización no gubernamental católica que se dedica a la lucha contra el subdesarrollo, la enfermedad, la opresión, la falta de instrucción y el hambre, que surgió de la primera campaña contra el hambre en España, organizada por un grupo de mujeres de Acción Católica Española en 1960, en respuesta a una llamada de la FAO a escala mundial.
Objetivos de la ONG
Los objetivos fundamentales de Manos Unidas son la financiación de proyectos en los países más castigados por la pobreza y la educación para el desarrollo. Manos Unidas no desarrolla proyectos propios, sino que financia aquellos que ofrecen garantías, dándoles el impulso inicial a las organizaciones locales.
Hasta la fecha ha sufragado alrededor de 25.000 proyectos en más de 64 países de Asia, África, América y Oceanía. Los proyectos pueden ser de tipo agrícola, social, cultural-educativo, sanitario y de promoción de la mujer. En 2008 Manos Unidas trabajó en el 5 Objetivo del Milenio, cuya meta es reducir la mortalidad materna. En 2009 se celebró en Sevilla el Foro 50 aniversario de Manos Unidas, bajo el lema "Combatir el hambre, proyecto de todos".
Durante el año 2009 se asumieron un total de 692 nuevos proyectos en 52 países. Manos Unidas intenta además promover cambios hacia un orden mundial más justo y solidario. Su financiación procede mayoritariamente de fuentes privadas (77,7%) y públicas (22,3%). En 2008 recaudó 53.650.997 euros, de los que destinó el 91,7 por ciento a sus fines.
Otros premios
Manos Unidas está en posesión, entre otros, del Premio a la Mejor Labor Humanitaria (1998), el Premio del Festival de Publicidad de Nueva York (1999), el Premio Sol de Plata del Festival de San Sebastián (1999), el Premio Ondas (Publicidad Nacional 2000), el Premio "Valores Humanos" de la Fundación Científica Caja Rural de Zamora (2001) y el Premio Internacional pro Derechos Humanos de la Fundación Jaime Brunet (2004). En 2009 Manos Unidas fue recibida por SS. Benedicto XVI.