Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Magna afirma que recortará plantilla de las factorías europeas de Opel

Los directivos del grupo austriaco-canadiense Magna, que ha firmado un preacuerdo para hacerse con el control de la gestión del negocio europeo de General Motors (GM), han visitado la planta de General Motors en Figueruelas, Zaragoza. Allí, han elogiado "los valores" de esta planta zaragozana aunque han recordado que con la reestructuración, la empresa en Europa "empieza de cero" y habrá que realizar ajustes.
El vicepresidente de Manufacturas de Magna ha mantenido un encuentro protocolario con los representantes sindicales. En ese encuentro, ha dicho conocer "perfectamente" el funcionamiento de la planta española y ha reconocido "el valor de la misma, que radica en los trabajadores que, con su esfuerzo, han conseguido cumplir siempre plazos y objetivos".
No obstante, el representante de Magna ha incidido en que están realizando una ronda de visitas a todas las plantas que GM tiene en Europa, es decir, un total de nueve en cinco países, bajo la marca Opel. Así, una vez se aplique la reestructuración, se ajustará la producción y se devolverá el dinero prestado por la Administración para garantizar la supervivencia de la empresa, implicando necesariamente la reducción de puestos de trabajo.
Esta primera visita, que se ha iniciado alrededor de las doce del mediodía, ha servido para que los directivos de Magna conozcan la planta, donde se fabrican el Opel Corsa, el derivado comercial Combo y el mono volumen Meriva. Éste último, una gran baza de la compañía para el próximo año.
Antes de marcharse, han realizado un breve recorrido por la planta. Después, continuarán con su ronda de visitas en Europa para, "dentro de una semanas", hacer público el plan de reestructuración que supondrá el punto de partida para la nueva Opel Europa con una reducción de alrededor de 10.000 empleos.