Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Madrid retira a Franco los honores concedidos durante la Dictadura

Franco y su mujerReuters
El Pleno del Ayuntamiento de Madrid ha acordado por unanimidad de sus tres grupos políticos, PP, PSOE e IU, y a petición de este último, retirar todos los honores que durante la Dictadura concedió a Franco y a su familia, como Alcalde Honorario de la capital, Hijo Adoptivo y medallas de Oro y Honor.
El Ayuntamiento de la capital cumple así el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica, que obliga a las administraciones públicas a ejercer las medidas oportunas "para la retirada de menciones de exaltación de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la representación de la dictadura", y se une a los 14 consistorios y 5 diputaciones que ya han tomado medidas en este sentido.
Era un "insulto"
La concejala de IU, Milagros Hernández, de quien ha partido la iniciativa, ha defendido que el mantenimiento de estos honores al dictador por parte del Ayuntamiento suponía "un insulto" a quienes lucharon "con dignidad" por un Madrid democrático "y que nunca han tenido reconocimiento alguno".
Hernández ha destacado que al retirar estas distinciones el Ayuntamiento de Madrid "deja claro que no tolera el fascismo" y que "no mantendrá ni un día más símbolos que agradecen y exaltan valores con los que los madrileños no se identifican".
"La capital de España queda limpia hoy de apoyos a dictadores", ha destacado la concejala de IU, para quien Madrid "ha avanzado hoy en la libertad y en la defensa de la Democracia".
Dos 'populares' se ausentan
Dos de los concejales del PP se han ausentado del pleno justo cuando se iba a debatir la retirada de los honores a Franco.
Los dos ediles populares, Fernándo Martínez Vidal (ex jefe del gabinete de Esperanza Aguirre) e Iñigo Henríquez de Luna volvieron una vez finalizada la votación. Ambos han negado que se ausentaran por cuestión de conciencia, sino porque, aseguran, los plenos son muy largos y hay que salir.