Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Macrooperación en Madrid contra el robo de cobre

La Guardia Civil ha detenido a varias personas en el marco de una amplia operación contra el robo del cable de cobre que se está desarrollando este martes en el poblado chabolista de 'El Gallinero', cerca de la Cañada Real.
El dispositivo se puso en marcha a las 8 de la mañana de este martes y está compuesto por más de 200 agentes, entre los que se encuentran efectivos del Seprona y de la Policía Judicial, entre otros.
La puesta en marcha de esta operación se produce tras meses de investigación sobre estas sustracciones, una práctica que se ha puesto de moda en los últimos tiempos y en la que se han llegado a robar más de 500 kilómetros de cable de cobre en los últimos siete meses.
Tras las intervenciones policiales, los agentes se encargarán ahora de entrar en algunas de las chabolas de la zona en busca del material robado, unas labores que se podrían prolongar durante horas. Esta operación también se ha extendido al distrito de Villaverde y al municipio de Getafe.
Detenidos en Guipúzcoa
En la localidad guipuzcoana de Idiazabal también han sido detenidos dos con 800 kilos de cobre en su vehículo, sustraídos de una empresa de Miranda de Ebro, según ha informado el Departamento vasco de Interior.
Una patrulla de la Policía Local de la citada localidad burgalesa inició la persecución, a la que se unió la Ertzaintza al adentrarse el vehículo fugado en Territorio alavés y llegar hasta la frontera con Guipúzcoa circulando de forma temeraria, efectuando adelantamientos prohibidos y poniendo en grave riesgo la seguridad del tráfico.
En el interior del automóvil también se localizaron numerosas pletinas de cobre, así como mangueras de cobre pelado. Los agentes procedieron al arresto de sus dos ocupantes, dos varones de 30 y 35 años de edad, uno de ellos con antecedentes delictivos, bajo la acusación de un delito de robo con fuerza.